lunes, 31 de diciembre de 2012

STELLARIA MEDIA (Alsine Media. Pasto o Murajes de los Pájaros)

 ** 2 Los dolores están peor por el movímiento; con dolorimiento de las partes afectadas, al tocarlas.

PARTICULARES
** 11 Hígado hinchado, duro, congestionado, con dolores punzantes, presivos o ardientes, y marcado dolorimiento a la palpación. Dolores erráticos periumbilicales o entre el ombligo y el hígado; con ombligo dolorido al tocarlo. Dolor en todo el vientre al tocarlo. Dolores en la ingle derecha.
*** 16 Dolores reumáticos en todo el cuerpo, pero especialmente en las extremidades. Reumatismo agudo, subagudo o crónico con articulaciones muy doloridas y rígidas, como si hubiera hecho esfuerzos excesivos; los dolores son errátícos y van saltando sin orden ninguno, de una articulación a otra, agravándose al tocarlas, por el calor, por la inactividad y de mañana, y mejorando por el movimiento, por baños tibios o fríos (de mar, lago o río), al aire libre y al anochecer; a veces con taquicardia discreta, frío en el cuerpo y adelgazamiento. Se localiza sobre todo en hombros, brazos (más el derecho), índice izquierdo, cadera derecha, rodilla izquierda que se extiende al muslo gradualmente, debajo de la rodilla derecha; en las pantorrillas, muy sensibles al tocarlas; tobillos y pie izquierdo. Siente los muslos como golpeados o magullados. Sinovitis subagudas o crónicas. En el reumatismo, Kopp, que hizo la patogenesia en 1893, aconsejaba utilizarlo a la 2ªX, una a dos gotas cada 2 a 4 horas, y simultáneamente en loción o linimento (en aceite de oliva) con la tintura, en las partes afectadas, acelerando así el alivio o la curación.

domingo, 30 de diciembre de 2012

Biólogos de México buscan descifrar canto de ballenas

 File:Humpback Whale, blowholes.jpg   

Author D. Gordon E. Robertson-Creative Commons

Según los expertos, las ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) tiene dos tipos de sonido, los cantos sólo los realizan los machos y pueden cambiar el patrón 

Durante los avistamientos de ballenas jorobadas en Puerto Vallarta, Jalisco, algunas embarcaciones cuentan con equipo especial para escuchar los sonidos que emiten bajo el agua estos cetáceos.

"Cantan una canción y donde la terminan vuelven a empezar y cantan la misma canción una y otra vez. Y el año próximo que vuelvan a venir, van a cantar la misma canción, con alguna variante es posible", señaló Roberto Moncada del Instituto Tecnológico de Bahía de Banderas.

Según los expertos, los cantos sólo los realizan los machos y pueden cambiar el patrón de sonidos. Además lo hacen con la cabeza dirigida hacia el fondo marino.

"La canción dura entre 15 a 20 minutos y cada año cambian una estrofa y todos se saben la misma canción, aunque nunca estuvieron todos juntos. Entonces como se saben todos la misma canción. Para mí una de las grandes preguntas, es quien es el macho que dice: Esta es la frase nueva de esta temporada y todos están de acuerdo", destacó Astrid Frisch Jordán, Ecología y Conservación de Ballenas A.C.

Los cantos de las ballenas jorobadas son unos de los grandes misterios para los biólogos marinos. Sin embargo, han podido descifrar algunas de sus características.

"Y los cetáceos tienen dos tipos de sonidos. Los clics que son los eco-localizan y los silbidos ó gemidos que son los que manifiestan ciertos estados de ánimo", añadió Roberto Moncada. 

Fuente: noticiero Televisa  

Espectrograma de la vocalizaciones de una yubarta. Se muestra en detalle los primeros 24 s de una grabación de 37 segundos. El canto y los clics de ecolocación son visibles como estrías horizontales visible y barridos verticales respectivamente.

 http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/7/7d/HumBack2.jpgAuthor Spyrogumas -Creative Commons 

 

Canto de yubarta

Grabación de yubartas cantando y emitiendo clics.
http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/1/13/Humpbackwhale2.ogg

 

Empieza la temporada de caza de ballenas

 Empieza la temporada de caza de ballenas


Cuatro navíos balleneros japoneses ya están rumbo  al Océano Antártico para dar comienzo la temporada de captura de cetáceos, en la que, hasta marzo, esperan lograr capturar 985 ballenas rorcuales y otro tipo de cetáceos. 
En esta ocasión la flota estará integrada también por miembros de la Guardia Costera japonesa, indicó la agencia de noticias Kyodo. 

El Gobierno nipón asegura que el objetivo de estas capturas "científicas" es investigar el ADN y el contenido de los sistemas digestivos de estos cetáceos, y de hecho sus expediciones a la Antártida están a cargo del Instituto de Investigación de Cetáceos, pero los ecologistas denuncian fines comerciales

 Japón, que ha reforzado desde 2010 la seguridad de sus navíos para evitar el boicot ecologista, abandonó la caza de ballenas en 1986 por la moratoria impuesta a nivel internacional, pero la retomó en 1987 alegando motivos científicos, entre las críticas de numerosas asociaciones y países. 

 Noruega, Islandia y Japón son los países que ejecutan la matanza de los mamíferos en lo que ellos llaman ‘caza con fines científicos’. 

En la temporada 2011/2012 Japón no cubrió siquiera un tercio de su objetivo de pesca (establecido en unas 900 ballenas) por el mal tiempo y también por el "acoso" de dos barcos de Sea Shepherd, que siguieron a los pesqueros japoneses durante 27 mil kilómetros y bloquearon la caza en varias ocasiones. Sea Shepherd ha anunciado que incrementará hasta cuatro el número de barcos que utilizará esta temporada para detener la caza de cetáceos. 

Australia, Nueva Zelanda, Estados Unidos y los Países Bajos instaron a los ecologistas a adoptar una actitud responsable durante la próxima temporada de caza de ballenas en la Antártida, según un comunicado divulgado por el Gobierno neozelandés.

 La forma en que se produce la matanza de las ballenas es el tema más polémico. Desde un barco ballenero los cazadores disparan un arpón con punta de granada, que está diseñado para entrar en el cuerpo de la ballena antes de estallar. Esto produce un golpe enorme y heridas internas en los animales. Pero resulta difícil aniquilarlas inmediatamente desde una plataforma en movimiento. Tienen que ser rematadas mediante disparos de rifles o con otro arpón, explicó Marcela Vargas, de la fundación internacional WSPA, para la protección de los animales.

STAPHYLOCOCCINUM

(Endotoxinas de Staphylococcus Pyogenes Aurens)
Para este medicamento ver 0.A.Julian. Traité de Micro Immunothérapie Dynamisée. Tomo II pág. 444 y 451 Le François Paris 1977. No hay patogenesia hahnemanniana. Son datos clínicos.

PARTICULARES
** 11 Forúnculos. Acné. Impétigo. Antrax. Linfadenitis. Pénfigo. Ectima. Herpes zoster o zona: oftálmico, intercostal, ciático, etc.

sábado, 29 de diciembre de 2012

La paradoja del filósofo enfermo

Un filósofo sufre trastornos estomacales que le provocan un malestar general, dolores musculares, jaqueca y otros padecimientos físicos, todos muy molestos. Con mucha dificultad logra incorporarse en la cama y escribe:

"Demostración de la inexistencia del alma:

"Si tuviéramos un alma inmaterial, capaz de sobrevivir a la muerte del cuerpo, y esa alma fuera el verdadero asiento de nuestro yo, de nuestra esencia, de nuestro intelecto, entonces el alma debería ser inmune a los males del cuerpo, pues los males del cuerpo están causados por agentes físicos incapaces de afectar un ente inmaterial. Por lo tanto, los males del cuerpo no deberían afectar nuestra capacidad de razonar. Pero hete aquí que yo estoy postrado por la ingestión excesiva de malos alimentos y esa causa meramente física disminuye hasta anularla mi capacidad de pensar; mi mente está nublada y divaga incapaz de centrarse en cualquier idea compleja. Dado que mi mente, mi yo, se ve afectado por causas físicas, ese yo no puede residir en un ser inmaterial, luego el alma no existe y nuestra inteligencia es el fruto de la acción física del cerebro.

"Refutación: A pesar de mi malestar físico he sido capaz de concebir el argumento anterior, luego, mi mente funciona correctamente a pesar de mis males físicos. La mente es, por tanto, inmaterial.

"Refutación de la refutación: Quizás mi argumento no es más que un galimatías sin sentido y me parece correcto solamente porque mi mente no funciona adecuadamente a causa de mis males físicos.

"Paradoja: Si mi argumento es correcto, entonces se refuta a sí mismo, porque habré podido escribir un argumento correcto a pesar de estar enfermo. Si mi razonamiento es falaz y no me he dado cuenta entonces el argumento es correcto, mi mente está nublada a causa de los males de mi material estómago.

"Mi argumento es correcto si y sólo si es falaz."

viernes, 28 de diciembre de 2012

STAPHISAGRIA (Delphininum Staphisagria. Delfinillo)

MENTALES
*** 1 Esencialmente, la característica mental fundamental de est medicamento está constituida por los trastornos o consecuencias, mentales y físicas, de sentimientos o emociones reprimidos o contenidos, especialmente en personas hípersensibles y que se ofenden fácilmente, por la mínima acción o palabra que le parezca equivocada. Es muy sensible a las críticas. Cuando ha sido insultado (sobre todo si fue inmerecido) y tiene demasiada dignidad para responder o pelear, se reprime, pero queda tembloroso y agotado; o cuando siente una gran indignación, que no puede expresar, por algo que han hecho otras personas o él mismo. La ira que experimenta y debe contener lo hace ponerse muy pálido, y pueden sobrevenir cefaleas, gastralgias, cólicos, diarrea, metrorragias, disnea, tos, opresión en el pecho, palpitaciones, parálisis en las extremidades, hemiplejías, fiebre, insomnio y sudores. Tristeza reprimida.
*** 2 Es uno de los grandes medicamentos de las consecuencias de emociones diversas: por ira, con indignación o con tristeza silenciosa; por preocupaciones; por anticipación; por muertes de seres queridos, de un hijo, padres o amigos; por frustraciones; por penas; por el honor u orgullo herido; por indignación; por amor no correspondido; por mortificación, sin o con indignación; por ser tratado rudamente; por ser despreciado; por envidia.
** 3 Niños malhumorados que piden a gritos cosas que, una vez obtenidas, rechazan con impaciencia; o tiran con cosas, peor de mañana. Muy caprichoso. Tira con cosas a quienes cree que lo ofenden. Niños irritables. Irritabilidad, peor de mañana o después de una eyaculación. Deseos de golpear. Peleador. Tiende a contradecir. Pierde el control. Resentido.
** 4 Descontento, ha perdido toda esperanza; cansado de la vida. Tristeza, con miedo del futuro y a la pobreza. Llanto sin causa aparente o por cosas que ha hecho y de las que se siente culpable. Llora cuando le hablan; o llora y ríe. Tiene presentimientos y deseos de muerte. Ideas de suicidio con miedo a morir; por tristeza; piensa en suicidarse con un revolver. Nostalgias.
** 5 Ideas sexuales obsesivas. Neurastenia sexual; impotencia. Ninfomanía. Lascivia. Consecuencias mentales por excesos sexuales o masturbación; apatía, indiferencia, depresión, memoria debilitada, etc. Siempre pensando en temas o placeres sexuales.

GENERALES
*** 11 Para la tendencia a la masturbación excesiva y para sus consecuencias, físicas y mentales ; en ambos sexos. Para las consecuencias de excesos sexuales, incluyendo apetitos sexuales irregulares o anormales.
*** 12 Siendo el principal medicamento de las heridas cortantes, tanto para acelerar la curación y la reabsorción de la sangre extravasada como para aliviar los dolores, su indicación adquiere especial relieve en el postoperatorio, sobre todo cuando la herida quirúrgica es muy dolorosa y demora mucho en su cicatrización; también puede usarse después de punciones. En otro orden de cosas, es un medicamento de gran valor en los primeros días de matrimonio en la mujer que sufre muchos trastornos después del primer coíto.
** 13 Peor: por el menor contacto en las partes afectadas; por la presión; por el movimiento; sentado; por beber o comer, aunque sea poco; por beber agua fría; por emociones (ver 1 y 2); por frío, calor, aire libre, cambios de temperatura; en Invierno; por lavarse; desde el anochecer hasta la mañana; de noche, a la mañana temprano; en la luna nueva; por el coito; por pérdida de fluidos; por el tabaco; por la siesta. Mejor: después del desayuno; después de comer; por el calor, por el reposo de la noche.

PARTICULARES
** 20 Ojos hundidos, con ojeras azules; somnolientos. Midriasis. Inflamación y prurito en los bordes de los párpados y en el ángulo interno. Orzuelos que asientan preferentemente en el párpado superior izquierdo; especialmente útil cuando queda un nódulo o induración después de un orzuelo. Tumores tarsales recurrentes o nódulos en los párpados. Quistes en los párpados. Pólípos en la conjuntiva. Tumor de la glándula de Meibomius. Párpados engrosados; blefaritis crónica. Ardor en los ojos al escribir; dolores lancinantes por fatiga visual. Lagrimeo caliente e irritante del ojo izquierdo por la luz solar. Gran sequedad de ojos y párpados. Irítis silfilítica con dolor como si estallara el ojo, la sien y ese lado de la cara, peor desde el anochecer hasta la manana y por la luz. Heridas laceradas o incisiones en la córnea. Post operatorio de cataratas. Mucosidad seca y purulenta en los ángulos de los ojos. Los párpados se pegan de noche. Cierre espasmódico de los párpados. Dolor en el párpado superior al cerrar los ojos. Ve destellos negros; ve chispas luminosas, especialmente en la oscuridad; ve una aureola alrededor de la luz.
** 24 Odontalgias predominando en los dientes de abajo y del lado derecho, mordientes, especialmente en pacientes nerviosos; aparecen o se agravan al anochecer y de noche (después de medianoche), en el aire frío o si éste entra en la boca, al aire libre, apretando los dientes o al cepillárselos, por bebidas frías, por migas de pan, al masticar y después de comer, durante la menstruación y en el embarazo, por tocar el diente con la lengua o los alimentos, viajando y por una humillación; mejor por la presión fuerte y el calor; con hinchazón de la mejilla. Caries prematuras en niños; los dientes se carian apenas aparecen; especialmente en las caras laterales o bordes; se rompen y se deshacen en pedazos, se desmenuzan. Los dientes adquieren un color negro, o están rayados de negro y no pueden mantenerse limpios. Siente los dientes alargados o flojos. Dientes muy sensibles; no toleran el trabajo dental ni el agua fría.
** 30 Puntadas en la región renal. Presión en la vejiga al despertar. Sensación de plenitud en la vejiga, aunque recién haya orinado. Dolor en la vejiga después de una litotomía. Retención de orina en el puerperio. Deseos de orinar intensos, frecuentes o constantes; vejiga irritable en recién casadas, con disuria, peor después del coito; con deseos de defecar; aún después de orinar. Orina gota a gota; en la hipertrofia de próstata; a veces involuntariamente; goteo después de orinar. Micciones frecuentes; incompletas. Micciones involuntarías: de noche; al toser; por moverse. Micción con chorro fino. Polaquiuria nocturna. Dolor ardiente en la uretra en el intervalo entre dos miccíones, que desaparece cuando orina. Sensación como si una gota de orina corriera constantemente a uretra. Urgencia y dolor después de orinar en trastornos prostáticos en ancianos; retención aguda de orina en prostáticos, tiene que estar sentado un largo rato para poder orinar unas gotas.
** 31 Salida de líquido prostático, especialmente cuando mueve heces duras. Hipertrofia de próstata en ancianos. Prostatitis; a veces por blenorragia suprimida. Dolor prostático, peor caminando. Onanismo ínveterado, con cara hundida, mirada culpable o avergonzada, melancolía, poluciones nocturnas, lumbago, piernas flojas, postración y genitales fláccidos. Deseos sexuales aumentados con erecciones frecuentes, especialmente de noche; o dísminuidos. Prurito voluptuoso en el escroto, que le produce eyaculaciones. Poluciones frecuentes, peor después de onanismo, durmiendo, aún durante la siesta, a menudo seguidas de mortificación, debilidad y disnea. Impotencia con muchos deseos sexuales. Atrofia de los órganos genitales por excesos sexuales. Verrugas o excrescencias blandas y húmedas sobre y debajo del glande. Orquitis aguda con testículos hinchados e indurados (por paperas), con dolores (sobre todo en el izquierdo), peor caminando, ardientes tironeantes, punzantes o desgarrantes; con dolor ardiente en el cordón espermático derecho con tironeo del testículo, peor al tocar.
 ** 39 Cosquilleo como por insectos en todo el cuerpo, peor de mañana. Erupciones miliares crónicas. Eczema con costras espesas y secas o húmedas, y secreción amarilla e irritante que sale de debajo de las costras, y a cuyo contacto se forman nuevas vesículas, especialmente en la cabeza, orejas, cara, borde de los párpados y en el cuerpo; con prurito violento, hormigueante, peor por el calor de la cama y que calma por el rascado en un sitío para reaparecer enseguida en otro. Erupciones secas y costrosas en las articulaciones. Piel malsana que supura fácilmente. Forúnculos frecuentes. Ulceraciones con dolores mordientes o ardor y prurito. Lobanillos y quistes se abren después de Staphisagria 200ª. Verrugas pedunculadas; sangrantes; secas o húmedas; en coliflor, dentadas; muy sensibles al tacto. Alternancia de reumatismo con trastornos cutáneos.

COMPLEMENTARIOS: Causticum. Colocynthis. Thuya.

Una Epidemia de bacterias está destruyendo el Coral en Hawaii

 Hawaii coral
 Las cianobacterias afectan el coral en Makua, Kauai , en la costa norte de Hawái, según esta imagen del 5 de agosto de 2012.Los puntos verdes indican las macroalgas, los puntos rojos indican las cianobacterias asociada a la pérdida de tejido, y los puntos azules indican coral vivo.(Thierry Work, USGS)

  IMAGE: Coral of genus Acropora (Acroporidae) at French Frigate Shoals, Northwestern Hawaiian Islands. (NOAA, Wikimedia Commons)










Las cianobacterias afectan el coral en Makua, Kauai , en la costa norte de Hawai, según esta imagen del 5 de agosto de 2012.Los puntos verdes indican las macroalgas, los puntos rojos indican las cianobacterias asociada a la pérdida de tejido, y los puntos azules indican coral vivo.(Thierry Work, USGS)


Una epidemia de bacterias está matando grandes extensiones del coral en Kauai, la costa norte de la isla de Hawai, informaron ayer científicos del Servicio de Geología de Estados Unidos gracias a un trabajo en conjunto con el Instituto de Biología Marina de la Universidad de Hawai.

Con sólo cubrir el 0,5 por ciento de la superficie de la Tierra, en los arrecifes de coral proveen el hábitat de un 25 por ciento de todas las especies marinas, por lo que una epidemia en estas zonas puede tener graves consecuencias en la fauna, informa USGS.

Las pruebas indicaron que el coral está contaminado de manera masiva con una infección de cianobacterias.

“Este brote de la enfermedad de coral es el primer caso donde se ha documentado una enfermedad de cianobacterias en Hawai en una escala tan grande. Los científicos están tratando de averiguar lo que está impulsando la epidemia”, informó USGS.

Las cianobacterias se las conoce en un tipo de algas de color azul verdosas que a menudo florecen en los lagos de agua dulce, pero que en otros casos producen toxinas que causan enfermedades al ser humano, a la vida silvestre y a los animales.

Los científicos están evaluando si hay responsabilidad de los sedimentos o de la contaminación de la Tierra en esta epidemia que está proliferando.

“Los brotes de enfermedades de vida silvestre son indicadores de que algo anda mal en el medio ambiente”, señala USGS.

Ellos postulan que al igual que muchos otros lugares, “los arrecifes de coral en Hawai se ven afectados por el cambio climático global, la contaminación terrestre, la pesca excesiva y la enfermedad”, sin embargo se está hablando de un refugio de muchas crías, de innumerables especies marinas.

El coral y las especies que ahí viven protegen de manera importante a los puertos de las islas, al evitar la erosión, además que “son vitales para la industria del turismo”, señalan los autores del estudio.

Son además, un indicador de la salud del medio ambiente, “sin embargo, los arrecifes de coral están en declive en muchas partes del mundo. Se estima que el 30 por ciento serán destruidos o gravemente degradados en los próximos 10 años”.


Fuente: Prensa digital,Mysterious Coral Disease Strikes Hawaiian Island

jueves, 27 de diciembre de 2012

STANNUM IODATUM (Ioduro de Estaño)

** 1 Indicada en bronquitis crónicas y en tuberculosis pulmonar con los mismos síntomas que Stannum, pero cuando el progreso de la enfermedad es más rápido y el adelgazamiento mucho más acentuado. Su síntona clave es una tos persistente y hueca producida por un punto seco y cosquilleante que cambia de sitio y que aparentemente está a menudo en la raíz de la lengua. La tos, al principio débil, se hace cada vez más intensa, con expectoración amarillenta abundante, que al comienzo lo mejora, seguida luego de sequedad, debilidad en pecho y garganta y aumento de la opresión. Tos crónica de los fumadores, ruidosa, con o sin expectoración.


STANNUM (Estaño)

MENTALES
** 1 Tristeza de día, con ansiedad; durante la cefalea y la fiebre, antes de la menstruación (mejor casando aparece); no quiere hablar. Siente como si quisiera llorar constantemente, pero el llanto la agrava. Llanto en el embarazo. Desesperado, desalentado, no sabe que hacer consigo mismo. Desea la soledad. Angustiado, agitado. Miedo a la gente, a los hombres. Taciturno, pero habla durmiendo. Misántropo.

GENERALES
*** 4 La característica absolutamente predominante de Stannum es la debilidad, que alcanza su máxima expresión en el pecho. Está tan débil que cae en la silla al sentarse o, a la mañana cuando se viste, debe sentarse varias veces para descansar, porque se agota por el más mínimo esfuerzo; siempre está cansado y tembloroso. Debilidad durante él día, de mañana al levantarse; al subir escaleras, pero especialmente al bajarlas (y las sube bastante bien); por poluciones nocturnas; por el menor esfuerzo; durante la menstruación (apenas puede hablar); durante la transpiración; por hablar; por caminar. Debilidad temblorosa; paralítica; nerviosa; puede aparecer repentinamente. Se desmaya al bajar escaleras.
*** 5 Los dolores o neuralgias aparecen (o aumentan) y desaparecen (o van disminuyendo) lenta y gradualmente; a menudo siguiendo el curso del sol; mejoran por la presión fuerte; son constrictivos, presivos o pulsátiles.
** 6 Peor: por el tacto; en reposo; acostado, peor sobre el lado derecho; por el movimiento; usando la voz (hablar, cantar, reir); bajando las escaleras; por bebidas calientes; moviendo el vientre. Mejor: acostado de espaldas; por aflojarse la ropa; por la presión fuerte; por toser.
** 7 Excesivo adelgazamiento.

PARTICULARES
** 10 Vértigo, peor al sentarse; ve alejarse los objetos. Cefalea que aparece y aumenta gradualmente en intensidad, hasta alcanzar un máximo, y luego va decreciendo con igual lentitud, de modo que los períodos de aumento y disminución, hasta su desaparición, tienen igual duración; a menudo con náuseas y arcadas; constrictivas, como por una banda o vendaje apretado. Cefalea frontal presiva, más sobre el ojo izquierdo (con lagrimeo) y de mañana, peor por toser, al agacharse y en reposo, mejor por el movimiento y al aire libre. Pesadez cefálica.
** 23 Deseos sexuales alimentados en la mujer; orgasmo fácil. Menstruaciones adelantadas y muy abundantes; precedidas de ansiedad y trísteza desde una semana antes; y con dolor en los malares y supraorbitario izquierdo, y en el útero durante lamenstruacíón. Dolores de tironeo hacia abajo en el útero. Menorragias en tuberculosas. Prolapso uterino, especialmente cuando mueve el vientre y después; prolapso vaginal; con vacío gástrico. Prolapso estrangulado con tendencia a la gangrena. Flujo transparente o amarillento, con gran postración. Dolores de parto espasmódicos, que la agotan y la dejan sin aliento. Dolor en la vagina, hacia arriba y atrás, a la columna. El niño deja el pecho y no quiere mamar.
*** 24 El tórax y los órganos respiratorios representan el punto de máxima acción de Stannum. Catarro laríngeo. Ronquera peor al comenzar a cantar o hablar, con sensación de debilidad en el pecho; la ronquera mejora cuando tose o expectora. Voz profunda, hucea. Voz débil después de hablar. Sensación de herida en la larínge; con dolor como en carne viva en la laringe (de mañana) y tráquea, peor al toser. Tuberculosis laríngea, con afonía y tos corta. Acumulación de mucosídades en la tráquea después del mediodía. El gran síntoma clave de Stannum es una intensa sensación de vacío o debilidad en el pecho que aparece o se agrava al hablar, por toser, al comenzar a cantar, y después de expectorar, y que le impide hablar o toser. Tos paroxística, profunda, cavernosa, violenta, agotadora, corta, aspera, por cosquilleo en el pecho, a veces por paroxismos de tres golpes de tos; por mucosidades (o sensación) en tráquea y pecho; peor por el movimiento del tórax, por hablar, por reír, por cantar, por bebidas calientes, acostado sobre el lado derecho; al anochecer y antes de medianoche; produciendo un dolor contusivo en el epigastrio, laringe y tráquea. Tos floja de mañana, seca al anochecer. Expectoración antes de mediodía especialmente, copiosa, mucosa, sanguinolenta, como bolitas o globular, fácil; gris, verdosa o amarillenta (más de mañana); dura; purulenta; escasa; espesa de mañana; pegajosa; con gusto pútrído, salado o dulzón; de olor fétido. Tuberculosis pulmonar con las características de tos, expectoración y generales ya mencionadas. Disnea peor al anochecer y de noche, ascendiendo, por esfuerzos, por el movimiento, con la tos y caminando, o acostado. Asma cuando los ataques aumentan y decrecen gradualmente. Silbidos y rales en el pecho. Hidrotórax. Puntadas y dolores cortantes o ardientes en el hemitórax izquierdo, al inspirar, acostado del lado derecho o al agacharse.
** 27 Gran pesadez y debilidad paralítica en los miembros; debilidad muscular, peor por el menor movimiento. Se le doblan las rodillas cuando camina o sube escaleras; las piernas ceden bruscamente cuando se va a sentar. Hinchazón de manos, tobillos y pies al anochecer. Gran inquietud en los miembros. Debilidad en los miembros superiores. Dolor y debilidad en deltoídes y brazos cuando canta o usa la voz. Sacudidas espasmódicas en el antebrazo y mano. Calambres en los dedos al escribir; o en zapateros. Parálisis de los tipógrafos. Se le caen las cosas de las manos. Debilidad y temblor en las manos. Ardor en las manos; sabañones. Contracciones de los dedos. Puntadas en la punta de los dedos. Hemiplejía izquierda. Dolores desgarrantes en las caderas, extendidos al sacro, rodillas y piernas. Pesadez en las piernas. Calor y ardor en los pies.

COMPLEMENTARIO: Pulsatilla.

martes, 25 de diciembre de 2012

SPONGIA TOSTA (Esponja Común Tostada)

MENTALES
** 1 Ansiedad, especialmente después de medianoche; al despertar cuando tenía pesadillas; se despierta sofocado, con gran angustia, con expresión ansiosa, con miedo y con desmayos; peor acostado y dentro de casa, mejor cuando se sienta en la cama y al aire libre; durante la fiebre o con las llamaradas de calor, y caminando; con miedo a ahogarse o sofocarse (más en cardiopatías) y a morir; tiene miedo a tener una cardiopatía u otras enfermedades o a perder la razón. Miedo al futuro. Ansiedad como si tuviera un presentimiento.
** 4 Cualquier excitación le provoca tos o la agrava.

GENERALES
** 5 Modalidades: Peor: pensando en sus síntomas; por el tacto y la presión; por el movimiento, caminando, al agacharse, al levantarse, al levantar los brazos; habando o cantando; acostado con la cabeza baja o sobre el lado derecho; de noche, antes o después de medianoche; por el calor o en una habitación calurosa; por cambios bruscos de temperatura; durmíendo o después de dormir; por el viento frío o el humo; en luna llena; por comer dulces; periódicamente o cada noche; ascendiendo. Mejor: por alimentos o bebídas calientes (sobre todo la tos y la disnea) y descendiendo, o acostado quieto.
** 6 Intensa sequedad de las mucosas respiratorias (nariz, laringe tráquea, bronquios) y lengua, boca y firinge; como si fueran de madera o cuero.
** 7 Hipertrofia e induración de ganglios y de glándulas, especialmente testículos, ovarios, tiroides, amígdalas, etc.

PARTICULARES
** 17 Ardor y pinchazos, con sensación de estar en carne viva y con hinchazón en la garganta. Garganta dolorida por comer dulces, con disfagia, y propagación del dolor al oído, mejor acostado. Gusto amargo en la garganta. Sensación de calor en el esófago. Tíroides hinchada y dura, con ataques de sofocación a la noche, puntadas y presión. Bocio simple y exoftálmico; con constricción; a veces con dolor, peor al tragar, o con pulsaciones. Frío en el cuello, peor al anochecer. Adormecimiento en el cuello. Adenopatías induradas en el cuello. Cuello rígido. Peor por destaparse el cuello.
*** 22 Tubérculos en los testículos y cordones espermáticos. Testículos y cordones espermáticos hinchados, más el izquierdo. Testículosy epidídimos indurados. Orquitis y epídidimitis aguda con dolores a veces paroxísticos pinchantes o de estrujamiento o punzantes, a menudo consecutiva a una blenorragia suprimída; con inflamación y dolor en los cordones espermáticos; a veces va de derecha a izquierda. Prurito voluptuoso en la punta del glande; debe frotarse. Calor en los genitales. Deseos sexuales moderados; ausencia de ereccíones.
*** 24 Afecciones respiratorias secas, sin ruidos. Voz hueca. Ronquera, a veces con la tos característica o con coriza; con dolor ardiente o no, peor al cantar, hablar, tragar o al tocar la laringe o al girar la cabeza. Sensación de tapón en la laringe. Falso crup, sobre todo antes de medianoche, después de haber dormido; se despierta bruscamente, con la tos seca característica, con sofocación intensa, ronquera, gran agitación y ansiedad, miedo a morir y palpitaciones. Tos seca, perruna, crupal, raspante, hueca, espasmódica, silbante, como si serruchara una tabla de madera, de dia y de noche; que aparece o se agrava por vientos fríos, bebidas frías, por una excitación, por irritación o cosquilleo laríngeo, acostado con la cabeza baja, por fumar, por comer dulces, por leer, hablar, cantar o tragar; mejor por comer o beber, sobre todo cosas calientes; con llanto, cefalea, epistaxis, incontinencia de fecales y orina, y sudores; con dolor en tráquea y laringe; con gran sequedad de las mucosas respiratorias. Expectoración escasa, salada; adherente, amarillenta, indurada o membranosa; floja a la mañana, pero se la traga; o huele a leche. Respiración rápida, ansiosa, jadeante. Dolores constrictivos, ardientes o como en carne viva en todo el tórax. Congestión en el tórax después del menor esfuerzo o movimiento, con disnea. Disnea después de hablar, cuando se duenne y después de dormir, durante las palpitaciones, por el movimiento, durante el dolor precordial y ascendiendo escaleras; mejor después de comer y sentado e inclinado hacia adelante (no puede estar acostado). Asma cardíaca y bronquial. Laringismo estriduloso. Tuberculosis laríngea. Edema agudo de pulmón. Coqueluche. Debilidad en el pecho después de esfuerzos.
*** 25 Cardiopatías vavulares de origen reumático; soplos. Hipertrofia cardíaca. Dolores de angina de pecho constrictivos, presivos o punzantes, peor después de medianoche y acostado peor con la cabeza baja; con calor, sofocación, desmayo, sudores, palpitaciones, gran ansiedad y miedo a morir. Palpitaciones violentas con aflujo de sangre a pecho y cabeza, con calor y rubor facial; lo despiertan a medianoche o de 1 a 2 de la mádrugada, con ansiedad, sofocación intensa, tos característica, agitación y miedo a morir; y suben a la garganta; aparecen o se agravan por esfuerzos estando acostado, antes de la menstruación, por mover los brazos o al despertar. Pericarditis y endocarditis agudas o crónicas, generalmente de origen reumático, con dolores, palpitaciones, sofocación y tos característicos y ya descriptos. Pulso lleno, duro y rápido.

COMPLEMENTARIOS: Sulphur Iodatum. Tuberculinas.

lunes, 24 de diciembre de 2012

SPIGELIA (S. Anthelmia)

GENERALES
*** 4 Es uno de los más importantes medicamentos de las neuralgias agudas y paroxísticas, muy violentas; ardientes, desgarrantes, punzantes o como aguajas calientes o como lanzazos o puñaladas, o presivas de dentro afuera y de abajo arriba; que irradian y se extienden a otras partes; con sensación de presión, de estallido, de aumento de tamaño o de cuerpo extraño en el lugar afectado, o de frío o ardor; peor por el movimiento, el tacto, las sacudidas, cambios de tiempo (especialmente tormentoso) y siguiendo con su intensidad la curva solar; mejor por la inmovilidad; especialmente localizadas en el nervio trigémino (ojos, dientes, cara), en los nervios intercostales, en la región occipital, etc.
** 6 El cuerpo es muy sensible y doloroso al tacto, y siente fría la parte tocada; al tocarla, se propaga un estremecimiento a todo el cuerpo.

PARTICULARES
*** 9 Vértigo al mirar fijo hacia abajo, caminar o estar parado, con tendencia a caer y con náuseas. Cefalea neurálgica violenta, generalmente unilateral (predominando a la izquierda) y periódica, errática o en puntadas como chispas eléctricas, que comienza en el occipucio, irradiando a la región frontal para fijarse arriba de un ojo, generalmente el izquierdo; con sensación de pulsaciones o estallido; que comienza al levantarse el sol, alcanza su máximo a mediodía, y va disminuyendo cuando va bajando el sol; peor de mañana en cama, por el movimiento más leve, por cada sacudida o paso en falso, por el esfuerzo de defecar, por el menor ruido, al abrir la boca, al toser o hablar fuerte y caminando al aire libre; mejor acostado con la cabeza alta y por lavársela con agua fría. Sensación de tener una banda apretada en la cabeza; o de tener el cerebro suelto, al sacudir o girar la cabeza o caminando; o siente la cabeza agrandada.
*** 10 Intensa neuralgia ocular, con dolores agudos, a veces como agujas que atraviesan los ojos, peor por el más mínimo movimiento o por un paso en falso; no puede girar los ojos, está obligado a girar todo el cuerpo para mirar hacia un lado. Es, posiblemente, el medicamento más importante del glaucoma agudo, con intensos dolores oculares presivos de dentro afuera, o punzantes que irradian desde los ojos hacia atrás y adentro, peor en el izquierdo, de mañana o de noche, peor por el aire libre o frío húmedo o tormentas, por esfuerzos visuales, girando los ojos hacia un lado u otro; los dolores se extienden alrededor de los ojos y al seno frontal, y se acompañan de cefalea frontal sobre el ojo izquierdo (o derecho); con midríasis, conjuntivas inyectadas, lagrimeo acre y abundante, visión turbia y sensación de agrandamiento de los ojos; con náuseas y vómitos por los dolores. Calor y ardor en los ojos que lo obligan a tenerlos cerrados. Dolor en la órbita izquierda como si fuera presionada de arriba abajo. Lagrimeo copioso con los dolores, en el coriza o con la fiebre. Siente los párpados duros e inmovilizados, como paralizados, peor el superior; le cuesta abrirlos. Tendencia a parpadear. Gran fotofobia. Párpados inflamados y ulcerados. Estrabismo por parásitos u otras causas; convergente. Midriasis. Presbicia. Ve chispas, rayas luminosas, cosas encendidas. Ve un mar de fuego al cerrar los ojos. Siente pelos o plumas en las pestañas, peor al moverlas. Trastornos de la acomodación; ningún cristal le sirve. Neuralgia ciliar. Oftalmias reumáticas.
** 13 Cara pálida, con ojeras amarillas; o roja, con sudores; labios y mejillas a ratos muy rojos, y a ratos pálidos. Labios ardientes, peor a la derecha en el superior. Cara abotagada después de dormir. Neuralgia facial o del trígémino (es uno de los más importantes medicamentos), incluyendo la órbifa, hueso malar, dientes y sien, izquierda a derecha, que aparece especialmente de día (siguiendo con su intensidad un curso paralelo al del sol) o a las 2 de la madrugada o por tiempo frío y lluvioso; con dolores ardientes, tironeantes, punzantes o desgarrantes, extendidos al oído, nariz, sien, mandíbula o cuello; y que se agravan a mediodía, al aire libre, al masticar, por tomar té o café, por el humo del tabaco, por la humedad, comiendo, por las sacudidas, por la luz, acostado del lado dolorido, por el menor movimiento y los ruidos, por el menor contacto, al levantarse de la cama, al agacharse, cuando mueve el vientre, hablando y al despertar; mejoran por el calor, acostado sobre la cara o por la presión; los dolores vienen y se van de golpe o por el sol. Dolor en la mandíbula derecha como si se la arrancaran de la articulación, solo cuando mastica. Puntos negros en el labio superior. Exóstosis en la apófisis orbítaria del malar.
** 19 Trastornos reflejos por parasitosis intestinales, especialmente oxiuriasis y ascaridiasis: cefaleas, prurito nasal y anal, tartamudez, cólicos, dolores oculares y violentos palpitaciones. Diarrea con heces liquidas y blancas, o solo de mucosidades. Heces duras, nodulares y difíciles de evacuar, con mucosidades. Prurito anal y sensación de hormigueo en ano y recto. Puntadas en el períné. Escirro del recto o colon sigmoideo con dolores atroces e intolerables (Allen).
** 22 Ronquera. Tos violenta, seca, corta, hueca, por irritación traqueal, produciendo dolorimiento o dolor excoriante en el tórax y, a veces, sofocación; peor al aire libre. Disnea peor al hablar o por el anenor movimiento (más al elevar los brazos) y acostado del lado izquierdo; solo puede estar acostado sobre el lado derecho o con la cabeza alta. Dolores desgarrantes bajo el pezón izquierdo, extendidos al omóplato y brazo izquierdos, peor durante la inspiración o por una respiración profunda. Afecciones torácicas con dolores punzantes o como por agujas, que son sincrónicos con el pulso y se agravan por el movimiento y en tiempo frío y húmedo. Neuralgias íntercostales con dolores punzantes en los costados del tórax, sobre todo a la izquierda, peor por toser, inspirar o respirar, por el movimiento y acostado sobre el lado izquierdo (solo puede acostarse sobre el lado derecho).
*** 23 El corazón es, sin duda alguna, el órgano de máxima acción de Spigelia. Hay una intensa taquicardia con violentas palpitaciones visibles a través de la ropa, y audibles aún para el paciente mismo, sobre todo si está acostado; aparecen o se agravan de mañana, de noche en cama, inclinando el tórax hacia adelante, por esfuerzos o por el más mínimo movimiento, al levantar los brazos, durante la inspiración profunda, durante las cefaleas, acostado sobre el lado izquierdo, sentado y durante la menstruación; generalmente como síntoma de una cardiopatía de cualquier tipo. Violentas contracciones cardíacas con opresión y ansiedad, peor por el menor movimiento, sentándose o inclinindose hacia adelante; debe acostarse sobre el lado derecho con la cabeza alta, y no tolera la ropa ceñida en el tórax. Cardíopatías orgánicas; miocarditis, pericarditis, endocarditis a menudo reumáticas; con soplos o lesiones valvulares que, especialmente en casos recientes, Spigelia ha podido a veces curar. Hipertrofia cardíaca. Infarto de miocardío con dolores anginosos violentos, desgarrantes, precordiales, que se irradian al omóplato izquierdo, espalda y todo el miembro superior izquierdo, hasta la mano y, a veces, al brazo derecho; con la sensación de que una mano le apretara el corazón como si fuera a romperlo o estrujarlo; con gran agravación por el movimiento o al inspirar o hacer una respiración profunda o acostándose sobre el lado izquierdo (solo puede estar sobre el derecho y con la cabeza alta); mejor por beber líquidos calíentes, a menudo con palpitaciones. Puntadas precordiales, a veces sincrónicas con el pulso. Ruidos precordiales. Los latidos cardíacos no corresponden al pulso. Sensaciones precordiales de temblor, ronroneo u ondulación. Pulso débil, irregular, tembloroso; o fuerte y lento.

COMPLEMENTARIO: Arnica.

domingo, 23 de diciembre de 2012

SPENGLER

Cuerpos Inmunizantes Antituberculosos completos de Spengler o Tuberculina de Spengler

GENERALES
** 1 Está indicado en los estados tuberculínicos o en toda tuberculosis en su comienzo, que se acompaña de una anemia muy intensa con los signos y síntomas que se detallan a continuación, apareciendo especialmente en mujeres gordas.

** 2 Astenia muy marcada, fatigabílidad muy fácil, peor premenstrual.

** 3 Extrema palidez facial, de la piel y de las mucosas, especialmente labios, boca y conjuntivas, objetivando su anemia.

** 4 Elevación térmica frecuente, por momentos, pero especialmente prolongada antes de la menstruacíón, con niveles que van de 37 3º a 37 6º por la mañana, hasta 37 5º a 38º al anochecer. Esta fiebre desaparece desde que aparece la menstruación. Según L. Vannier, se prescribe una dosis 6º ó 30C. cada seis, ocho o diez días, obteniéndose la desaparición de la fiebre y de la anemia y, por supuesto, de la palidez y la astenia que la acompañan.

sábado, 22 de diciembre de 2012

SPARTIUM SCOPARIUM (Retama. Escoba)

** 4 El sulfato de esparteína, alcaloide del Spartium Scop., produce una disminución de la presión arterial sistólíca y diastólica, un enlentecimiento del pulso y una acción diurética. De ahí la utilización de tintura de Spartium, en 2 ó 3 dosis diarias de 10 a 20 gotas cada una y prolongadamente (por meses o años) como un coadyuvante del medicamento constitucional, cuando éste no logra un descenso significativo y necesario de la hipertensión arterial. Del mismo modo se utilizará en la angina de pecho (si hay hipertensión). En potencias homeopáticas, cuando hay hípotensión arterial, en casos de corazón irregular siguiendo a enfermedades infecciosas.

jueves, 20 de diciembre de 2012

CEANOTHUS AMERICANUS (Té de Nueva Jersey)

** 4 Leucemia: la Utilización de este medícamento, en potencias bajas o, mejor aún, en tintura, y durante un tiempo prolongado, ha sido seguida muy a menudo de resultados sumamente alentadores y de largas remisiones, de años de duración. Anemia con insuficiencia hepática y esplénica. 

PARTICULARES
*** 17 El centro de acción de Ceanothus es el bazo. Dolor profundo, a veces cortante o punzante, en el bazo, en el hipocondrio izquierdo, con sensación de plenitud, peor por el movimiento; no puede acostarse sobre el lado izquierdo. Dolor en todo el lado izquierdo, con disnea. Enorme hipertroia del bazo. Esplenitis agudas y crónicas. Dolor en el hígado, peor acostado del lado derecho, extendido a la espalda; sensación de plenitud. Todo el vientre se mueve con el latido cardíaco. Sensación de tironeo hacia abajo, peor después de comer.

COMPLEMENTARIO: Natrum Muriaticum.

SOLIDAGO (S. Virga Aurea. Vara de oro)

*** l0 Sensibilidad dolorosa a la presión en los riñones o en los dos ángulos costolumbares. Los dolores lumbares o renales se irradian al vientre, a la vejiga y a los miembros inferiores, mejor acostado y por una una micción abundante. Orina dificultosa y escasa; o marrón rojiza oscura, con sedimento espeso, de fosfato de calcio o fosfatos triples; con mucosidades y células epiteliales; albuminuria y hematuria; orina clara y fétida; uratos. Nefritis crónica. Hídronefrosis. Litiasis renal. Insuficiencia renal con insuficiencia hepática.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

SOLANUM TUBEROSUM AEGROTANS

(Papa enferma [Morriña de la Papa] de rápida descomposición)

PARTICULARES
** 17 Constipación, con deseos frecuentes de defecar y con grandes esfuerzos que, a veces, le arrancan lágrimas; heces como bolitas negras, o duras y grandes seguidas de heces líquidas; con violento ardor en ano y recto. Diarrea amarillo verdosa y copiosa, precedida de violentos cólicos. Prolapso rectal, especialmente después de defecar, máxime si hubo muchos esfuerzos; el recto sale y entra alternativamente durante y después de la defecación. Dolor muy agudo en el ano, que está completamente abierto y muy sensible. Calor intenso en el ano. Contracción del esfínter. Fuertes pulsaciones en el periné.

martes, 18 de diciembre de 2012

domingo, 16 de diciembre de 2012

SOLANUM NIGRUM (Hierba Mora Negra)

GENERALES
** 3 Convulsiones violentas, tónicas o crónicas, por irritación meníngea o cerebral, con rigidez del cuerpo, contractura de las extremidades y "mano de partero". En medio de las convulsiones, el niño extiende hacia afuera sus manos como si fuera a agarrar algo, las lleva ávidamente a la boca, y enseguida mastica y traga. Queda luego acostado de espaldas en completa postración. Tétano. Corea.

sábado, 15 de diciembre de 2012

SOL (Lactosa expuesta a los rayos solares concentrados)

GENERALES
*** 2 Especialmente útil para los efectos de la exposición, generalmente prolongada, al Sol, y también para su prevención, sobre todo en casos de insolación, desmayos, postración, estornudos, pecas, etc. Insolación con violentas cefaleas, náuseas con sensación de vacío gástrico, gran ansiedad, sensación de que se le salen los ojos de las órbitas y gran postración.

PARTICULARES
** 4 Violenta cefalea desde el vértex a la frente, o en la cabeza, con la sensación de que la frente fuera a aplastarse sobre los ojos; con sensación de calor en la cara. Intensas cefaleas por exposición directa de la cabeza a los rayos solares. Hemicránea izquierda. Sensación como si flotara u ondulara la cabeza después de una excitación mental o por escribir una carta o atender sus ocupaciones. Sensación de quemadura en el vértex. Sudores excesivos en cabeza y cuello.

miércoles, 12 de diciembre de 2012

SINAPIS NIGRA (Mostaza Negra)

DESEOS Y AVERSIONES
** 4 Aversión a dulces.

PARTICULARES
*** 7 Es un importante medicamento en el coriza de heno, con secreción nasal acuosa y excoriante; con lagrimeo, estornudos y tos martilleante; todo mejora acostado. La mucosa nasal puede sentirse seca y caliente, sin secreción; con obstrucción nasal de un solo lado, (más el izquierdo), o alternando los lados, peor de día; coriza de heno con asma. Resfrio intenso. Mucosidades escasas y acres todo el día, que lastiman el labio; o secreciones (que las siente frias) por atrás, hacia la faringe. Siente olor intenso en la nariz que le produce estornudos. Epistaxis copiosas y frecuentes.

lunes, 10 de diciembre de 2012

SILICEA (Sílice. Pedernal)

MENTALES
*** 1 Esencial y básicamente, Silicea carece de confianza en sí mismo, es profundamente inseguro, lo que, por lógica consecuencia, lo convierte en un ser pusilánime, apocado, cobarde, dócil, flojo, complaciente o condescendiente y sumiso. Kent ha descripto magníficamente este estado mental: "Al paciente le falta fuerza, firmeza, entereza. Lo que Silicea es para el tallo del cereal en el campo (que lo mantiene enhiesto), es para la mente humana". "Cuando la mente necesita Silicea, está en un estado de debilidad, desconcierto, miedo, un estado de sometimiento". Ese estado se evidencia principalmente por una gran timidez, especialmente de aparecer en público, de enfrentar a la gente. Siente un profundo temor al fracaso, lo que, sumado a su indecisión, ambos aspectos evidentes de su íntima inseguridad, le impiden emprender ninguna actividad, y le ocasionan una marcada ansiedad por el futuro. Esta conducta no deja de afectarlo, porque se da perfecta cuenta de las limitaciones que le trae, y hace que tenga remordimientos y se reproche a sí mismo, sintiéndose culpable. Así también, su inseguridad hace que viva muy traumáticamente la anticipación ante la perspectiva, inmediata o alejada, de cualquier acontecimiento que le exija aptitudes que él no cree tener o decisiones que él no cree poder tomar o actitudes que él no piensa que pueda asumir. Y también la avaricia muy marcada de Silicea es una exteriorización más de su inseguridad, que le hace acumular valores materiales en exceso, aún en desmedro de sí mismo, porque esa acumulación visible representa para él la seguridad palpable, exterior, que él siente que no tiene en su interior.
** 2 Posiblemente en un intento inconsciente de superar su inseguridad no tolera el consuelo, porque tal vez lo haga sentirse más inferiorizado, como si creyera que la aceptación de palabras de consuelo fuera un signo de debilidad. El consuelo lo agrava y, si llora, lo hace llorar más y lo irrita. Por el mismo motivo, y siempre girando alrededor de su sentimiento de inferioridad o inseguridad, la contradicción le es insoportable, no la tolera. Es habitualmente impaciente, malhumorado, obstinado y se ofende fácilmente. Su irritabilidad se acentúa después del coito. Niños tercos, testarudos, atravesados, malhumorados, y que lloran cuando se les habla suavemente; no toleran que los toquen. Puede, por el contrario ser suave o dulce.
** 3 Los alfileres, agujas, espinas y todo objeto puntiagudo constituyen una verdadera obsesión para él, y tiene alucinaciones sobre alfileres, ve agujas, les tiene terror, o cuenta cuidadosamente los alfileres o los busca. A menudo no come pescado por temor a clavarse una espina. No tolera ver puntas de acero dirigidas hacia ella. Curiosamente, cabe mencionar la notable capacidad de Silicea para eliminar agujas clavadas en los tejidos o espinas de pescado.
** 4 "Tiene sobresaltos fáciles, especialmente por ruidos, por sustos, al dormirse o al tocarlo. Se asusta fácilmente. Trastornos por sustos.
** 5 Intelectualmente, tiene dificultad para concentrarse, pensar y comprender, especialmente por esfuerzos mentales sostenidos o prolongados, que lo agravan, y su memoria es escasa, sobre todo para el trabajo mental, razones ambas por las cuales siente aversión a todo trabajo de este tipo, que lo cansa. Está abombado, aturdído, más aún después de mediodía, o cuando escribe o por esfuerzos mentales, y en niños. Rechaza leer porque lo deja postrado mentalmente. Puede llegar así a una verdadera confusión mental, que puede ser provocada o acentuada por esfuerzos mentales o por una simple conversación, o aparecer después de comer o al despertar; parece como si estuviera intoxicado. Inconsciencia después de tomar frío; conducta automática. Imbecibilidad. Ausente.
** 6 Es sumamente concienzudo, escrupuloso, puntilloso, en lo que hace; aunque sean cosas sin importancia.
** 7 Ansiedad durante la menstruacion, por ruidos, por cosas sin importancia, o estando acostado. Ansiedad de conciencia. Inquietud ansiosa interior; peor estando sentado o al despertar. Miedo a la oscuridad, a los ladrones, a las tormentas, a trabajar; al despertar.

GENERALES
*** 13 Es uno de los principales remedios de la supuración, junto con Hepar Sulphúr. Supuracíones crónicas, descargas purulentas de las mucosas, procesos fistulosos con orificios indurados. Caries óseas. Procesos supurados agudos, abscesos (ver Particulares); reduce la excesiva supuración y resuelve las índuraciones que quedan después de una supuración. Abscesos en cicatrices antiguas (especialmente en la región cervical). Abscesos agudos por cierre transitorio de fístulas. Las heridas tardan en curar.
*** 14 Promueve la expulsión de cuerpos extraños introducidos en el organismo (proyectiles, agujas, espinas, secuestros, etc.), produciendo una supuración a su alrededor y su posterior eliminacion. Heridas por astillas.
*** 15 Peor por el frío, por aire frío; por enfriarse una parte del cuerpo, especialmente la cabeza y los pies, o por sacar las manos fuera de las cobijas; peor por tocar cosas frías. De la misma manera y con el mismo significado, está peor cuando se destapa una parte del cuerpo o cuando se desviste, es decir, cuando entra su piel en contacto con el aire; hay una aversion al aire libre que lo agrava, así como las corrientes de aire. Peor entrando a un lugar frío, por el frío seco o húmedo, por el viento frío, por temperaturas extremas, por acalorarse. Tendencia a tomar frío, a resfríarse. Siempre está achuchado, muy friolento, hay una verdadera falta de calor vital. Lógicamente, el calor de la cama y de la estufa lo mejoran, no así el calor húmedo, que lo agrava.
*** 16 Trastornos que aparecen después (o desde) de la supresión de sudores, especialmente de los pies; de secreciones y de erupciones.
*** 17 Trastornos después de la vacunación, especialmente antivariólica (Thuya).
 ** 18 Trastornos que aparecen o se agravan durante la luna nueva y la luna llena, sobre todo la epilepsia y el sonambulismo. "La mayoría de los síntomas de Silicea ocurren con luna nueva" (Tyler).
** 19 Peor: por cambios de tiempo; antes y durante las tormentas; después de viajar en auto o tren; durante la menstruación; por mojarse los pies; caminando rápido; por hambre; por el movimiento (con aversión al movimiento); después del coito (y se siente dolorido); por excesos sexuales; por la presión y el tacto. Lateralidad izquierda de los síntomas.
** 20 "Niños raquíticos con cabeza grande, suturas y fontanelas abiertas; sudores profusos en la cabeza, que debe mantenerse abrigada; vientre abultado, tobillos débiles; tardan en aprender a caminar" (Allen). Niños flacos con vientre abultado, con sed, anorexia y constipación. Constituciones que sufren de una nutrición deficiente, no porque les falte alimento en cantidad y calidad, sino por una asimilación imperfecta. Personas de tipo delicado, de piel fina y seca, pálidos, débiles, con músculos fláccidos. Gente delgada o adelgazada. Enanismo. En mineros o picapedreros con trastornos pulmonares y pérdida total de fuerzas.
** 21 Tiene la sensación de tener un pelo sobre todo en la lengua y en la garganta. Sensación de que la cama es dura. Sensación de tener una banda o vendaje.
** 22 Convulsones epilépticas, con aura como frío en el lado izquierdo del cuerpo, o como si corriera un ratón o saliendo del plexo solar, especialmente de noche o durmiendo, en niños, después de una vacunación o de la supresión de los sudores de los pies. Desmayos por tomar frío. Corea.
** 26 Aversión a los alimentos calientes; a la leche, especialmente a la leche materna; a la carne; a los salados.

PARTICULARES
** 27 Cabeza grande con fontanelas abiertas y que cierran tardíamente. Caries en los huesos del cráneo. Céfalohematoma. Hidrocelalia. Le cuesta sostener la cabeza. Adenopatías en la cabeza. Erupciones y ulceraciones en la región occipital, con prurito; muy sensibles a la presión, tacto y acostado sobre ellas, mejor abrigándose la cabeza. Prurito violento en el cuero cabelludo. Caída de cabello; calvicie en gente joven. Apoplejía. Cabeza sensible a las corrientes de aire, al aire frío, a cepillarse el cabello, al contacto y a la presión del sombrero; peor destapándose la cabeza, al anochecer y acostado del lado dolorido. Calor en la cabeza después de los escalofríos. Pesadez frontal. Pulsaciones en el vértex, mejor echando la cabeza hacia atrás. Vértigo intenso, peor o aparece a la mañana, al levantar la mirada, viajando en un vehículo, al agacharse, por emociones, al cerrar los ojos o acostado sobre el lado izquierdo; parece venir desde la espalda hacia la nuca y cabeza, y se acompaña de náuseas y arcadas; con tendencia a caer hacia adelante o atrás; está obligado a caminar hacia la derecha o a sentarse. Cefaleas crónicas, violentas, martilleantes, periódicas o semanales; que aparecen o se agravan: por el aire frío, por corrientes de aire, por enfriarse (especialmente los pies o la cabeza), al subir escaleras, por el coito, por la lúz del dia, por cualquier sacudída, por esfuerzos mentales, despues de viajar en un vehículo, al levantarve de estar acostado, después de excesos sexuales, por esforzar los ojos o al moverlos, por acalorarse, por hablar o escribir de noche, al agacharse o por ruidos o antes de una tormenta o en Invierno; mejoran: por el calor o por aplicaciones calientes o abrigándose mucho la cabeza, o atándose apretadamente la cabeza, al cerrar los ojos, acostado en una habitación oscura o por una micción copiosa. Cefalea que comienza en la nuca, irradiando a la región occipital y al vértex, para fijarse sobre un ojo, especialmente el derecho; crónica y que aparece "desde alguna severa enfermedad de la juventud" (Allen); con las modalidades ya mencionadas. Cefaleas en estallido en el vértex, mejor atándose la cabeza. Cefalea en el entrecejo por sinusitis frontal, con coriza crónico. Movimientos dentro de la cabeza, como si hubiera algo vivo. Sudores copiosos y agrios en la cabeza, al dormirse o durmiendo, que van hacia la nuca; sudores solo en la cabeza. Meningitis tuberculosa.
** 28 Cataratas, sobre todo después de una supresión de los sudores de los pies. Secreción amarillenta de los ojos. Inflamación de los ojos por cuerpos extraños; iritis con hipopion. Párpados pegados a la mañana. Secreciones blanquecinas en el ángulo externo de los ojos. Tracoma con conjuntivitis granuloso; con las conjuntivas rojas y muy vascularizadas; con lagrimeo ardiente peor por el aire frío, al aire libre o al viento, con fotofobia, edema de párpados y pannus, con secreción amarillenta. Lagrimeo peor al aire libre. Dolor en los ojos, ardiente o como si tuviera arena, peor de mañana, al aire frío y antes y durante las tormentas. Orzuelos a repetición; más Cerca del ángulo interno del ojo; cuando dejan induración. Hinchazón e inflamación de la glándula y del saco lagrimales. Fístula lagrimal, sale pus al presionar el saco; estrechez del conducto lagrimal. Ve oscuro después de la cefalea. Manchas y escaras en la córnea. Cierre espasmódico de los párpados. Chalazíon. Ataques momentáneos de ceguera brusca. Presbicia. Hipermetropia. Fotofobia. Ve turbio después de la supresión de sudores de los pies, peor por esfuerzos visuales. Ve chispas y manchas negras. Las letras se confunden o se juntan al leer.
** 29 Abscesos retroauriculares y en el meato auditivo; amenaza de caries mastoideas; mastoiditis aguda, verdadera osteitis supurada que puede llegar a fístulizarse; con dolores desgarrantes e hinchazón local; a menudo siguiendo a una otitis media purulenta. Otorreas agudas o crónicas, caseosas, espesas, purulentas, fétidas, amarillentas o acuosas; sanguinolentas. Supuración del oído medio. Catarro, inflamación y prurito de la trompa de Eustaquio. Sensación de oido tapado. Otalgias terebrantes, pulsátiles, o como golpes de dentro afuera. Prurito en el oído, peor al tragar. Erupciones costrosas detrás de la orejas. Cerumen poco espeso y copioso. Ruidos en los oídos, como rugidos o cantos o aleteos de pájaros. Hipoacusia peor en luna llena, y para la voz humana; por catarro de trompa; post sarampionosa. Hipersensibilidad a los ruidos sordos.
** 30 Abscesos o forunculos en la nariz. Caries de los huesos nasales, que duelen al tocarlos. Sinusitis aguda o crónica, frontal, con dolores en la mitad de la frente y en la raiz de la nariz; con secreción nasal y retronasal purulenta, amarillenta o verdosa, fétida, espesa, a veces sanguinolenta y, a menudo, suave, no irritante. Catarro seco, crónico, extendido a los senos frontales. Sensación de sequedad y obstrucción en la nariz, después de suprimir los sudores de los pies. Prurito nasal interno, voluptuoso, y externo, con enrojecimiento en la punta de la nariz. Sequedad, dolor, excoriación y costras dentro de la nariz; con ulceraciones dolorosas, especialmente en el tabique. Bebés con descarga nasal sanguinolenta. Coriza fluyente o seco alternativamente; con frecuentes estornudos violentos, a veces interrumpidos, o con esfuerzos ineficaces para estornudar. Obstrucción nasal obstinada; con secreción purulento. Anosmia. Epistaxis.
** 31 Cara pálida, terrosa: manchas blancas, o rojas y ardientes después de comer. Calor en la cara. Prurito en las patillas. Acné frontal. Forúnculo en mejillas y mentón. Grietas en la piel de la cara; en las comisuras labiales. Dolor facial o neuralgia facial peor por exposición al frío o aplicaciones frías o en tiempo tormentoso, mejor por el calor de la estufa. Dolor en los huesos faciales. Sinusitis maxilar aguda o crónica con dolores que se agravan por el frío local o general y mejoran por el calor; con secreción nasal (ver 30). Absceso, inflamación con supuración o hinchazón e induración de la parótída. Hinchazón dolorosa de la glándula submaxilar. Induración escirrosa de cara y labio superior. Hinchazón de la cara con las odontalgias. Ganglios dolorosos en el maxilar inferior. Labios hinchados. Ulceras en el labio inferior. Cálambre en la articulacióndel maxilar. Trismo. Hinchazón y caries del maxilar inferior. Suda en la cara por el menor esfuerzo, y solo allí.
** 32 Odontalgias por alimentos calientes, o por cosas frías o calientes o por la introducción de aire frío en la boca; de noche; comiendo; por supresión de los sudores de los pies; en Invierno; mejor abrigándose la cabeza. Dientes flojos; los siente alargados. Dientes amarillos. Dentición difícil y lenta, con encías inflamadas y doloridas, y con diarrea fétida, en bebés que se sobresaltan fácilmente, más por ruidos. Es, posiblemente, el medicamento más útil y que resuelve mayor cantidad de casos en los trastornos por erupción de la muela del juicio; con la encía inflamada, dolorosa, hinchada, excoriada, que sangra fácilmente y que presenta una supuración en la abertura por la que sale la muela, con dolores que se agravan por el agua fría en la boca; con cara hinchada, aliento fétido y, a veces, trismo. Abscesos en las raíces.
** 33 Encías con abscesos y supuraciones a repetición; con fístulas; inflamadas, doloridas; vesículas; tumores. Sensación de pelo en la lengua, sobre todo en la parte anterior, y en la garganta y laringe. Boca seca. Aliento fétido de mañana. Hinchazón de un lado de la lengua. Lengua con saburra marrón. Lengua excoriada; ulcerada; cáncer. Ulcera en el paladar. Gusto ácido después de comer; amargo.
** 34 Anginas a repetición, con hipertrofia o supuración de las amigdalas. Dolor de garganta al enfriarse. Amigdalitis agudas, con dolor al tragar. Uvula y paladar hinchados. Parálisis del velo del paladar, con tendencia a salir los alimentos o líquidos por la nariz. Disfagia paralítica. Induración e hinchazón en los ganglios del cuello, como nudos, dolorosos y duros. Supuración ganglionar. Abscesos en el cuello. Trastornos por destaparse el cuello. Pinchazos como por una acusa en la amígdala izquierda.
** 35 Sed violenta, mas de noche, a veces con anorexia. El bebe tiene aversión a la leche materna pero, si mama, la vomita coagulada. Vómitos después de tomar leche. Apetito aumentado, con gran adelgazamiento; o anorexia. Pirosis. Hipo antes y después de comer. Náuseas constantes, con vómitos, peor de mañana o a la noche; náuseas después de una vacunación. Presión en el estómago por beber rápido. Epigastrio duele al presionarlo.
** 36 Vientre abultado y duro en niños. Absceso hepático. Hígado ínflamado, con dolores ulcerativos, peor por tocar, caminando, al respirar o acostado sobre el lado derecho. Flatulencia obstruida; borborigmos; flatos fétidos y difíciles de expulsar. Cólicos en niños por parásitos o por constipación. Abdomen duro, caliente y dolorido al tocarlo. Dolores de vientre mejor por el calor local. Los movimientos del feto son dolorosos en la embarazada. Apendicitis aguda y crónica. Hernia inguinal dolorosa. Adenopatias inguinales dolorosas al tacto.
 *** 37 Constipación marcada; mueve el vientre con gran dificultad, aún con heces normales o blandas; o bien con deseos y esfuerzos ineficaces y constantes; por inactividad o parálisis rectal; las heces son secas, duras, nudosas, grandes, de olor pútrido o fétido, y retroceden una vez que comenzaron a salir, por falta de fuerza para ser expulsadas; peor antes y durante la menstruación. Constricción espasmódica y dolorosa en el ano al mover el vientre. Diarrea: en niños; durante la dentición; en gente adelgazada; premenstrual; por leche; mejor por el calor de la cama y abrigándose bien; con heces sanguinolentas o acuosas horriblemente fétidas o con olor cadavérico. Diarrea después de una vacunación, o durante los grandes calores. Dolores rectales y anales ardientes, cortantes o punzantes por mover heces duras. Hemorroides muy dolorosas, que hacen procidencia al defecar, pero es dificultoso volverlas a entrar; supuradas; ulceradas. Humedad anal. Tensión en el recto. Parásitos intestinales: teniasis, oxiuriasis, ascaridiasis. Fístula anal o anorrectal: es, probablemente, el principal medicamento, especialmente cuando se cierra su orificio exterior, que tiene los bordes indurados; se produce así un absceso, que se abre por la acción del medicamento, haciendo una eliminación purulenta y llegando a hacer desaparecer la induración periorificial; fístula anal que alterna con síntomas pulmonares. Fisura anal.
** 40 Menstruaciones adelantadas o retrasadas, excoriantes, siempre abundantes, con paroxismos de frío helado en todo el cuerpo. Supresión menstrual. Menstruaciones durante la lactancia. Metrorragias intermenstruales. Dolores muy agudos en el útero (y entuertos) y metrorragias cada vez que el bebé mama. Entuertos. Flujo lechoso, irritante, corrosivo, copioso, que sale a borbotones, especialmente cuando orina o después de la menstruación. Cáncer de útero. Quistes en la vagina. Piosalpinx; hidrosalpinx. Esterilidad. Tendencia a los abortos. Prurito vulvar intenso, peor durante la menstruación; con ulceraciones; con ardor y erupciones en la cara interna de los muslos. Supuración e hinchazón de las cicatrices antiguas de senos. Abscesos en senos y pezones, con aberturas fistulosas. Induracíón en los senos, sobre todo en el izquierdo. Nódulos duros, especialmente en el seno derecho. Cáncer de seno. Dolor en los senos cuando el bebé mama; cortante o punzante. Puntadas en y detrás del seno izquierdo, y dolor ardiente en el pezón. Retracción del pezón que queda como un embudo. Grietas en el pezón, que está excoriado o ulcerado, con dolores ardientes. Adenopatías axilares duras.
** 41 Asma; por vacunaciones repetidas. Disnea como si fuera por polvo; peor antes de una tormenta o acostado de espaldas, al agacharse, correr o toser, por hacer algún trabajo manual o cuando camina rápidamente. Respiración suspirosa, profunda, o jadeante. Tos violenta, sofocante, espasmódica, hueca, ronca, por cosquilleo laringotraqueal, día y noche, peor o aparece por bebidas frías, por hablar, por el movimiento y estando acostado, o a la mañana al despertar, por enfriarse una parte del cuerpo (sobre todo pies y manos), o al destapar los pies o la cabeza. Con expectoración casi únicamente de día (nada a la noche), purulenta, amaríllo verdosa, lechosa, acre, de sangre espumosa, o mucosa o en trozos o espesa y amarrillenta. Bronquitis crónica con tendencia a la supuración. Absceso pulmonar; abscesos en las axilas. Sensación de debilidad en el pecho. Alternancia de síntomas pulmonares con síntomas rectales. Neumonias descuidadas. Empiema. Tuberculosis pulmonar aguda, incipiente. Dolores en el tórax al toser, estornudar o respirar. Latidos en el esternón. Adenopatías en las axilas, a veces supuradas; sudores muy fétidos.
** 43 Abscesos en cicatrices cervicales antiguas. Erupciones cervicales; granos; acné; ántrax. Espina bífida. Caries en las vértebras lumbares. Desviaciones de la columna; con dolor. Frío en la nuca. Sudores lumbares. Pulsaciones lumbares. Mal de Pott. Dolores de espalda peor por sacudidas y al amamantar. Dolor cervical extendido al ojo, a la cabeza, al occipucio, al vértex o hacia arriba; con rigidez. Dolor sacro durante el coito y al levantarse de estar sentado. Dolor en el coxis al levantarse de un asiento, o después de viajar mucho tiempo sentado, peor por la presión o al tocar. Traumatismos en el coxis; dolor en el coxis después de una caída. Dolor en la columna, que está sensible a la presión.
*** 44 Caries óseas en los huesos de las extremidades, especialmente en los de las inferiores (fémur, tibia, peroné, huesos del pie y de los dedos). Es el principal medícamento en las osteomielitis, tanto agudas como crónicas, sobre todo cuando se fistulízan y eliminan secuestros y pus, y especialmente localizadas en la tibia, con intensos dolores óseos, fiebre y sudores nocturnos. Abscesos en los muslos y rodillas, y en las articulaciones. Afecciones de los cartílagos articulares. Fístulas articulares. Supuración de la articulación de la cadera. Panadízos (es, prácticamente, un específico); sensación como si la punta de los dedos fuera a supurar, y como si tuviera una espina o astilla clavada en la carne. Periostitis y supuraciones en los dedos, con dolores punzantes. Sensación de sequedad en la punta de los dedos, como si fueran de papel o de pergamino, peor de noche. Juanetes; quistes; carbunclo. Frío en las rodillas y piernas en una habitación calurosa. Frío en los pies, helados y húmedos, peor a la noche en cama, por destaparse las extremidades, por mojarse los pies, durante la menstruación y por esfuerzos mentales. Rodillas doloridas, con la sensación de que están atadas. Sudores copiosos y constantes en las manos y en las palmas. Sudores abundantes en los pies, muy fétidos, de un olor intolerable, a carroña (peor después de la menstruación), excoriantes; en las plantas de los pies, con prurito; entre los dedos de los pies, muy fétidos y que le ponen la piel en carne viva, excoriada. Trastornos por supresión de los sudores de los pies. Piel de las manos agrietada. Callos inflamados, con dolores desgarrantes. Callosidades dolorosas y duras en las plantas de los pies. Escamas en la piel de los miembros. Se duermen los miembros, sobre todo en los antebrazos (cuando se apoya sobre ellos o los codos sobre la mesa), las manos de noche, los miembros inferiores estando sentado, los pies. Calambres en las manos al escribir; en las pantorrillas; en plantas de los pies y dedos gordos cuando camina. Dolor en los miembros como si estuvieran rotos. Reumatismo crónico, peor por frío y luna nueva. Dolor en los miembros: después del coito, mejor por el calor y la humedad; en los hombros al tomar frío; en los huesos de los dedos de las manos; en las uñas; ulcerativo en las puntas de los dedos, sobre todo del índice. Dolor constrictivo en la rodilla. Dolorimiento en los pies al caminar; las puntas están dolorosas. Rigidez articular en caderas, rodillas y tobillos. Contractura de los flexores de las manos, con fuertes dolores al mover los dedos. Pesadez y debilidad en los brazos, con temblor en las manos al asir algo, o por el menor esfuerzo; se le cae todo de las manos. Espasmo de la mano al escribir. Tobillos flojos, débiles, se tuercen fácilmente. Uñas (uno de los tejidos de acción predilecta de Silicea): acanaladas; estropeadas en pies y manos; de color amarillento sucio; con manchas blancas; deformadas, torcidas o ásperas en la manos; gruesas; frágiles, se rompen fácilmente o se parten; con ulceraciones alrededor de las uñas de pies y manos. Uña encarnada con dolores punzantes en la uña y debajo, con supuración y ulceración. Reblandecimiento del fémur. Tumor blanco de la rodilla, con hinchazón esponjosa o edematosa. Exóstosis. Forúnculos y verrugas en los brazos. Quiste sinovíal en el dorso de la mano o en la muñeca. Cosquilleo en los dedos. Ardor en la punta de los dedos. Ulceras en los miembros inferiores, con aureola azul, quemantes, profundas, pruriginosas, especialmente en piernas, muslos, tobillos y talones.
** 47 La piel está ardiente o dolorida después del rascado. Piel fría antes de la menstruación o de un solo lado del cuerpo durante las convulsiones. Manchas rojas y húmedas que pinchan; manchas blancas. Piel pálida, cerosa, malsana; toda pequeña herida supura, o cura con dificultad o se ulcera. Carbunclo. Prurito de noche. Erupciones húmedas, con secreción blanca o amarillenta; en manchas o placas; secas; escamosas, como afrecho. Excrescencias en forma de coliflor, o sifilíticas. Varicela o viruela. Orificios fistulosos duros, hinchados y rojo azulados. Induraciones escirrosas. Verrugas. Forúnculos. Abcesos que no se abren. Pústulas dolorosas. Las cicatrices se ponen dolorosas, pinchan, se abren y hasta llegan a supurar; queloides. Ulceras cancerosas. Ulceraciones: azuladas; ardientes; costrosas; profundas; con secreción corrosiva, fétida o pútrida; con bordes altos e indurados, o esponjosos; fungosas o esponjosas; pruriginosas; fagedénicas, con aureola rojiza; supuradas; hinchadas en los bordes; con manchas blancas; tardan en curar y están mejor por el calor local.

COMPLEMENTARIOS: Thuya Sanícula Fluoric Acidum Pulsatilla (Silicea es el crónico de Pulsatilla). Incompatible con Mercurius. "Si la mejoría cesa con Silicea, una o dos dosis de Sulphur despertarán la reactividad, y Silicea completará entonces la curación" (Clarke).

sábado, 8 de diciembre de 2012

SIEGESBECKIA (S. Orientalis. Hierba Divina)

GENERALES
** 2 Dolorimiento muscular, general o local, de músculos traumatizados o fatigados, peor al tocarlos; casi idéntico al de Arnica, pero sin agitación nocturna ni tendencia a las equimosis y hematomas ni agravación por las sacudidas.
** 3 Supuraciones crónicas de órganos o tejidos (abscesos, adenitis supuradas, píelonefritis, osteitis, etc.) con sensibilidad al tacto en la zona afectada, y astenia; sin frilosidad ni sudores. Menos frecuentemente en supuraciones agudas, con fiebre y debilidad, sin sudores.

PARTICULARES
** 9 Estados infecciosos sépticos con fiebre, escalofríos (sobre todo dorsales) y ausencia de sudores; con postración y dolorímiento muscular, con agravación por el tacto, el movimiento y de noche, y mejoria por la Inmovilidad.

viernes, 7 de diciembre de 2012

SERUN ANGUILLAE (Suero de Anguila Ictiotoxina)

Patogenesia de Picard (1934), con la 3ªX (5 gotas, 3 veces por día).

MENTALES
** 1 Embotamiento, estupor, le cuesta entender las preguntas. Hipersensibilidad a los ruidos y a la voz.

GENERALES
** 2 Hipertensión arterial, generalmente de origen renal.

PARTICULARES *** 13 Es el riñón el campo de acción fundamental del suero de anguila. Lo más frecuentemente, se presenta un cuadro súbito de nefritis aguda parenquimatosa de tipo "a frigore" especialmente, o también tóxica o infecciosa, o bien un ataque agudo evolutivo en una nefritis crónica; con aparición brusca de albuminuria acentuada, oliguria o anuria, hematuria, y cilindruria, con rápida instalación de una hipertensión arterial y sin edemas (o muy pocos), con uremia inminente. Está mucho menos indicado en las nefritis crónicas con albuminuria masiva.

COMPLEMENTARIO frecuente: Natrum Muriaticum.


jueves, 6 de diciembre de 2012

SEPIA (S. Officinalis. Tinta de la Jibia o Sepia)

 MENTALES
*** 1 El núcleo íntimo y profundo de la personalidad de Sepia es "una abolición de la capacidad de sentir amor, de ser afectuoso" (Kent) o, por lo menos, una gran disminución; es decir, de sentir amor y de demostrarlo. Rara vez este estado se manifiesta en un hombre, pero es un rasgo muy destacado en la mujer" (Kent). Hay una marcada indiferencia a sus seres queridos, a sus propios hijos, a sus familiares y parientes, a todo, aún a lo placentero y hasta a sus actividades, negocios u ocupaciones habituales, acentúandose la indiferencia durante la fiebre; generalmente está acostada y con los ojos cerrados. Y todo esto sin que haya una razón aparente que explique este estado que, en un grado mayor, llega a manifestarse como una verdadera aversión al esposo y a los miembros de su familia (que, a veces, le llama la atención a la propia paciente), e incluso a sus ocupaciones, que generalmente le agradaban. Suele, por eso, vivir apartaja de su familia. Por extensión, su desafecto se extiende a la gente: se siente mejor estando sola, tiene aversión a la compañía y a la presencia de exraños, no tolera oír hablar a otras personas. Evita ver gente, aunque en su fuero interno a menudo desea la compañía, porque tiene temor a la soledad completa.
*** 2 Hay una profunda tristeza y depresión, "una ausencia de toda alegría" (Kent); está verdaderamente cansada de la vida; melancólica, suele permanecer mucho tiempo sentada, rígida o quieta, y callada. Su tristeza se manifiesta especialmente al despertar a la mañana y al anochecer, antes y durante la menstruación, después del coito, caminando al aire libre, por la música, cuando el tiempo está sofocante y cuando transpira. Descontenta, descorazonada. Llora con mucha faciliciad, no puede contenerse, especialmente cuando habla de su enfermedad y antes de la menstruación, pero, coherente con su imposibilidad de dar afecto o de recibirlo, no tolera el consuelo, que la hace llorar más o la irrita. A veces puede evitar el llanto agarrándose de algo. En cambio, el llanto mismo la alivia, la mejora, y hasta puede alternar con risas, pero, curiosamente, se alegra y llega a estar contenta y feliz durante una tormenta con truenos y relámpagos. A veces piensa en el suicidio.
*** 3 Intelectualmente puede ser normal, como puede apreciarse en la práctica diaria, pero es bastante más frecuente que sea obtusa, tonta, superficial y que piense lentamente. Se concentra con dificultad; le cuesta pensar y comprender, está como aturdida especialmente después del mediodía y después del coito. Su memoria es escasa, pobre; los esfuerzos mentales la agravan y, por todo eso, tiene aversión al trabajo mental y no sabe decidir, es indecisa. Puede llegar a la confusión mental, sobre todo antes de la menstruación, después de comer, por esfuerzos mentales, cuando le hablan y al despertar; mejora después de llorar. Es lenta, aún para hablar, pero puede también hablar rápido. Imbecilidad. Como ausente.
*** 4 Es muy irritable habitualmente, más aún si la contradicen, simplemente no lo tolera, aunque tiende a contradecir a los demás. También se irrita mucho después del coito, antes de la menstruación, por el consuelo, cuando le hablan o por esfuerzos. Irritada contra los demás y consigo misma. Siente como si necesitara gritar, y lo hace si no se agarra o se sostiene de algo; grita antes de la menstruación. Se ofende con, facilidad, es violenta, discutidora, peleadora, impetuosa, puede insultar, vuelve sobre hechos desagradables ya pasados, iracunda, caprichosa; censura o crítica; es desconfiada, espía todo; fastidiosa. Pero su modo de ser es cambiante y, aunque en menor medida, puede en otras circunstancias reírse, ser suave, dulce, tímida.
** 5 Una característica mental muy definida de Sepia es que está, en todos los aspectos, mucho mejor cuando está muy ocupada o atareada en sus tareas habituales. Es industriosa, díligente, pero igualmente puede ser muy indolente. Es apurada en sus ocupaciones.
** 6 Cae en la inconsciencia cuando está arrodillada en la íglesia, o mientras viaja o por el motivo más mínimo.
** 7 Miedo: de estar sola (y también por temor a herirse), a las enfermedades, a morir (tiene presentimientos), a los fantasmas, a los hombres, a la gente, al mal, a la pobreza, a las tormentas, a la locura, al suicidio. Se asusta con facilidad, se sobresalta por sustos; trastornos por sustos. Marcada ansiedad, sobre todo cuando cae la noche; por su salud; durante la fiebre; cuando tiene llamaradas de calor; por esfuerzos vísuales, cuando mira fijo o lee; con miedo. Desespera de recuperarse, especialmente cuando suda, y está excitada. Inquietud, da vueltas en la cama, de noche, al cerrar los ojos; después del coito; durante la menstruación, y cuando está sentada. Así también es impaciente, más estando sentada.

GENERALES
*** 13 Los síntomas aparecen o se agravan: por el frío, por el aire frío; por enfriarse, sobre todo una parte del cuerpo, especialmente la cabeza; por el viento frio, al entrar a un lugar frío; por temperaturas extremas; tendencia a tomar frío, a resfriarse (hay una falta de calor vital); por acalorarse; al aire libre (hay aversión al aire libre); por corrientes de aire; antes y durante las tormentas; en tiempo nublado; en tiempo seco o húmedo; por un baño frío (con miedo al baño); por mojarse los pies, sobre todo estando transpirado; por lavarse o por lavar ropa; por viajar en auto o tren, o montando a caballo; después del coito, en ayunas; antes, durante y después de la menstruación; cuando amamanta; acostado, sentado o parado; caminando, peor al viento; tocando el piano; después de sudar; frotándose; en una habitación llena de gente; por la ropa ceñida (especialmente en el cuello y vientre); por excesos sexuales; por comer cerdo o tomar leche; en el primer sueño (tos, disnea, enuresis); antes o después de mediodía y al anochecer. Mejor: por un ejercicio violento; por aflojarse la ropa; caminando rápído; por la presión; por el calor; estirándose o desperezándose; por aplicaciones calientes; por tomar bebídas frías.
*** 14 Se desmaya con gran facilidad, como si la intensa y frecuente sensación de languidez, desfallecimiento, vacío o flojedad interna y los tironeos hacia abajo contribuyeran a ello; especialmente por esfuerzos, durante los escalofríos y la fiebre, por extremos de calor o frío, deypués del coito, antes y durante las menstruaciones, cuando se arrodilla en la iglesia, en el embarazo, al levantarse de la cama, viajando, en una habitación calurosa, por mojarse o por el motivo más insignificante; el desmayo es repentino y se acompaña de calor seguido de frío. Debilidad repentina, rápida, temblorosa, peor de mañana al despertar o levantarse, y al anochecer, después del coito, por poluciones, por el menor esfuerzo, durante la menstruación (o mejora), por la sudoración, después de mover el vientre, por hablar, por caminar, por dolor en el sacro.
*** 15 Oleadas o llamaradas de calor después del mediodía o de noche, que suben; como si la salpicaran con agua caliente; con sudores, alternando con escalofríos; aparecen espontáneamente o por el menor esfuerzo. Cuando suben los calores se destapa, pero después de sudar se tapa porque siente frío. Por este síntoma, tan característico, simultáneamente con su mentalidad, Sepia ha sido indicado a menudo en la menopausia, de la que es uno de los más fieles e importantes medicamentos. Orgasmo sanguíneo después de una humillación.
*** 16 Lateralídad izquierda muy predominante de los síntomas.
*** 17 Aunque es una característica de la piel de Sepia, su ubicación en este lugar es legítima, por la importancia que tiene en la identificación o individualización de este medicamento: manchas marrones o amarillentas o marrón rojizas en la frente, en la cara, sobre la nariz y mejillas como en silla de montar, en el vientre y en el tórax. Pecas; en la cara.
** 18 Sensación de tener una pelota en los órganos internos (como una manzana o una papa), o un tapón; "durante las menstruaciones, el embarazo, la lactancia; con constipación, diarrea, hemorroides, flujo y en todas las afecciones uterinas" (Allen).
** 19 Puntadas hacia arriba, especialmente en el recto, vagina y útero. En general, los dolores de Sepia se dirigen de otros sitios a la espalda, y se acompañan de estremecimientos; mejor por calor.
** 20 Descargas y secreciones lechosas: de nariz, orina, flujo, secreción uretral, vómitos, expectoración, etc.
** 21 Especialmente "adaptado a personas de cabello oscuro, fibra rígida, pero de disposición suave y fácil" (Allen), "particularmente durante el embarazo, puerperio y amamantando" (Nash). "Es el remedio de las lavanderas, en trastornos que aparecen o se agravan por el trabajo de lavar ropa" (Allen). Mujeres altas, delgadas, de pelvis estrecha, masculinas.

PARTICULARES
** 27 Vértigo a la mañana después de levantarse o de tarde; al cerrar los ojos, cuando se arrodilla, después del té, caminando al aire libre, cuando escribe, por el menor movimiento de los brazos. Cefaleas periódicas, con dolor en oleadas, sobre todo en la frente, que le provoca gritos y no le permite abrir los ojos; con náuseas, y vómitos; con excesivos deseos sexuales; durante los escalofríos; por tomar frío en la cabeza; por la luz artificial; durante la menstruación; viajando en un vehículo; por ir de compras; en la menopausia después de excesos sexuales; peor al agacharse, por el trabajo mental, al mover la cabeza y a cada paso (como si se sacudiera el cerebro), por el movimiento, pero mejora con el movimiento violento, por la presión, al aire libre y después de comer. Hemicráneas paroxísticas, peor a la izquierda, punzantes de dentro afuera, con náuseas y vómitos, peor en la habitación y caminando rápido, mejor acostado del lado dolorido y al aire libre; como si fuera a estallar la cabeza. Cefalea parietal al aire libre. Cefalea occipital pulsátil comenzando a la mañana, peor al anochecer, por el menor miovimiento, al girar los ojos o al cerrar los ojos y acostado de espaldas o en reposo. Frío en el vértex, peor al mover la cabeza y agacharse, mejor en reposo y al aire libre; con la cefalea; en el occipucio, como congelado. Tendencia a tomar frío en la cabeza, peor si la tiene húmeda. Violenta congestión cefálica con calor, peor al agacharse; oleadas de sangre a la cabeza. Sudores cefálicos de olor agrio. Movimientos o sacudidas involuntarias de la cabeza hacia atrás y adelante, peor antes de mediodía y sentado. Fontanelas abiertas que tardan en cerrar. Cuero cabelludo muy sensible al tacto. Erupciones secas, fétidas, pruriginosas, agrietadas; costras húmedas. Cae mucho el cabello; en la menopausia. Placas de pelada.
** 28 Parálisis del párpado superior, más el izquierdo, como si estuviera muy pesado, y no puede mantener los ojos abiertos; peor de mañana al despertar, con dolor. Ojos pegados de noche; con prurito y ardor, especialmente a la mañana al despertar; párpados hinchados de mañana. Orzuelos; induraciones posteriores. Escamitas secas en los párpados y bordes. Dolor en los ojos cuando lee; ardor por viento frío; sensación de tener arena en el ojo derecho. Tumores tarsales después de repetidos orzuelos. Pústulas en la córnea. Ojos vidriosos, acuosos, al anochecer. Lagrimeo peor de mañana. Fotofobia a la luz diaria. Sacudidas en los párpados. Ojos amarillentos. Visión confusa cuando lee o escribe. Presbicia. Lee turbio después del coito o de poluciones nocturnas. Vé manchas negras, puntos, chispas, rayas de luz. Vé un halo verde alrelledor de una luz. Hipermetropia.
*** 35 Ausencia de sed (con la fiebre); o sed excesiva (peor en los escalofríos). Gran voracidad. Eructos o regurgitaciones ácidas o amargas o como huevos podridos o con gusto a comida; peor por comer grasas; malas digestiones. Acidez. Sensación de vacío o languidez gástríca, que no mejora comiendo; cuando piensa en la comida (sobre todo la que desea) o durante la cefalea, o al anochecer, mejorando después de comer; ó después de comer en los grandes fumadores. Náuseas: de mañana, antes del desayuno; por pensar o sentir el olor de la comida; en el embarazo; viajando en un vehículo o en barco; peor pensando en las náuseas, mejor después de comer. Gastralgia mordiente mejor después de cenar. Dolor violento en el cardias al pasar la comida al estómago. Gastralgia después de comer o caminando. Presión como por una piedra en el estómago, peor después de comer y de noche. Calambres gástricos. Vómitos biliosos a la mañana; o lechosos; o de comida a la mañana; o fétidos; en el embarazo.
*** 36 Vientre abultado en las madres, distendido después del parto. Sensación de de vacío, más después de mover el vientre. Sensación de plenitud en los hipocondrios. Pesadez en el vientre, peor a la mañana al levantarse y moviéndose. Vientre duro. Dolores en el vientre, de mañana, sobre todo a las 9 horas; dolores en el hipogasirio antes de mediodía (mejor después de cenar y al anochecer); antes y durante la menstruación. Dolor profundo en el hígado, peor al tocarla o palparlo, mejor acostado sobre el lado derecho; puntadas en el hígado extendidas al hombro derecho; dolores hepáticos, peor por el movimiento o viajando en un vehículo. Dureza en la región pilórica. Dolores de tironeo hacia abajo en el vientre, de 9 a 18 horas ó después de mediodía o a las 21, peor parada o caminando y durante la menstruación; mejor cruzando las piernas y después de cenar. Dolores presivos en el hipogastrio, hacia abajo, hacia los órganos genítales (especialmente femeninos), como si todo fuera a salir hacia afuera por abajo, sobre todo de 9 a 18 horas o a las 21; como si fuera a venir la menstruación, especialmente antes o durante la menstruación; mejor después de cenar (ver 40). Ascitis. Frío en el vientre; o ardor, más en el lado izquierdo. Manchas marrones en el vientre. Borboriomos después de comer; flatulencia; flatos incarcerados.
** 37 Constipación, mueve el vientre con dificultad, aún si son heces blandas; tiene deseos, pero son ineficaces; en la menstruación y el embarazo; a veces con heces duras o como de cordero, o escíbalos marrones aglutinados con mucosidades, o heces blanquecinas. Diarrea por tomar leche. Diarrea verdosa, de olor ácido o pútrido, especialmente en niños. Fisura anal. Humedad anal casi constante. Dolor en el recto, peor a las 10 horas y sentado. Puntadas en el recto hacia arriba, bruscas, agudas, que mejoran caminando rápido. Tenía solitaria. Sensación constante de tener un cuerpo extraño en el recto, como una pelota pesada o tapón o bola ubicada entre pubis y coxis, que hace presión hacia afuera, y que no mejora al defecar, con la sensación de que el recto estuviera siempre lleno o que siempre quedan heces. Prolapso rectal al mover el vientre o por una micción difícil. Hemorroides procidentes al defecar y cuando camina; sangrantes, peor al caminar. Erosión entre las nalgas. Condilomas perianales.
** 38 Deseos de orinar con frecuencia, por el prolapso uterino, con tironeo hacia abajo en la pelvis; deseo de orinar brusco, repentino, tiene que apurarse, porque si no se orina. Micciones frecuentes de noche. Siente la vejiga muy distendida. Se orina involuntariamente, al toser o reirse o estornudar o por ruidos, y de noche en cama, en el primer sueño. Micción demorada, tiene que esperar hasta que sale la orina. Dolor en la vejiga durante la menstruación. Litiasis vesical. Orina muy alterada y muy fétida, con arenilla roja, adherente y muy difícil de lavar; turbia; o con sedimento blanco adherente y difícil de lavar y una cutícula en la superficie; marrón durante la fiebre y los sudores; rojo oscura o amarilla o incolora como agua; con olor a vinagre. Sedimento mucoso; pastoso y amarillento; con pequenos cálculos; o como polvo de ladrillo. Ardor uretral al orinar.
*** 40 Tendencia al aborto o parto prematuro, del quinto al séptimo mes. Cáncer de útero. Utero agrandado, con pesadez e induración, especialmente del cervix. Desplazamientos uterinos. Gran sequedad de vulva y vagina, sobre todo después de las menstruaciones. Excoriación vulvar y entre los muslos. Erupción muy pruriginosa en los labios menores. Herpes genital. Prurito vulvar por flujo irritante, o en el embarazo; prurito vaginal. Menopausia; con metrorragias. Esterilidad. Placenta retenida. Subinvolución uterina. Aversión al coito, con ausencía total de orgasmo; ausencia de deseos sexuales en la mujer, frigidez; el pensar en el coito le produce irritabilidad y náuseas. Menstruaciones que aparecen solo de mañana; ausentes o tardías, retrasadas; cortas, duran un solo día; o muy copiosas. Metrorragias durante el embarazo o la menopausia. Flujo: matinal; excoriante; albuminoso o transparente; sanguinolento; quemante; copioso, que sale a borbotones, lechoso o blanco; amarillento o verdoso, como agua; purulento; fétído o pútrido; premenstrual o entre las menstruacíones, o en lugar de una menstruación; después del coito. Flujo en niñitas. Dolor en el ovario izquierdo. Loquios ofensivos, fétidos y muy prolongados. Dolores en el útero, premenstruales; en la vagina durante el coito. Dolores como de parto. Dolores de parto excesivos. Puntadas en la vagina y útero que van hacia arriba. Dolores de tironeo hacia abajo en el útero, sobre todo de mañana y después de mediodía, como si todo fuera a salir por la vagina; con deseos de orinar; peor parada, caminando y durante las menstruaciones; mejor presionando en la vulva o cruzando las piernas. Prolapso de útero, peor después de mediodía y durante la menstruación; mejor cruzando las piernas y acostada; prolapso vaginal. Induración de los senos; escirro, con dolores ardientes y puntadas. Grietas y excoriaciones en los pezones, que sangran.
** 41 Tos seca, espasmódica, violenta, irritante, constante, agotadora, a la noche después de acostarse, que le impide dormir, porque la tos lo despierta; peor antes de medianoche; tos por cosquilleo en laringe o pecho; peor acostado (peor sobre el lado izquierdo) y mejor al erguirse y sentarse; debe, necesita, sentarse. Tos seca como si viniera del estómago; tiene que agarrarse el tórax con ambas manos. Tos nocturna con gritos, sofocaciones, arcadas. Coqueluche. Tos matinal con náuseas y expectoración salada. Expectoración a la mañana ó de noche; purulenta, blanca, amarillenta, sanguinolenta; dificultosa, a veces está obligado a tragársela. Disnea y opresión en el tórax de mañana y al anochecer o de noche, por caminando, al subir escaleras ó acostada. Dolores constrictivos en el tórax, peor después de dormir, mejor caminando rápido. Pinchazos o dolores en los costados, más a la izquierda, peor al inspirar o toser o por el movimiento. Sensación de vacío en el tórax; pesadez, plenitud. Hepatización del lóbulo medio e inferior del pulmón derecho. Los síntomas torácicos mejoran por la presión de las manos. Manchas marrones en el tórax.
** 43 Dolor de espaldas como si le golpearan con un martillo, peor mientras está sentado o al agacharse, mejor por la presión o presionando contra algo duro. Puntadas en la espalda al toser; en el omóplato derecho. Dolores lumbares tironeantes y desgarrantes durante las menstruaciones, que impiden el sueño, con escalofríos y tufaradas de calor. Dolor lumbosacro peor después de mediodía o caminando (o lo mejora) o premenstrual, con sensación de extrema fatiga o de gran debilidad. Dolor en los omóplatos durante los escalofríos. Dolor sacro durante el coito, peor al levantarse de estar sentado; extendido a las caderas. Pulsaciones en la región lumbar. Manchas marrones en la espalda, erupciones pruriginosas. Forúnculos en la nuca. Sensación de frío en zonas, entre los dos omóplatos.
** 44 Dolores articulares en los miembros. Tensión como si fueran muy cortos. Se le duermen los miembros, especialmente después de labores manuales o durante los escalofríos, más las manos y los dedos. Dislocación fácil; tuerce los tobillos con facilidad. Inquietud en los miembros, no encuentra lugar para ellos. Articulaciones rígidas. Frío en los pies de mañana, peor durante la cefalea, de noche en cama; durante las cefaleas; por esfuerzos mentales; los tiene helados o como sí estuvieran en agua. Frío en los miembros inferiores. Calor ardiente en las palmas. Calor en las manos con los pies fríos o, al contrario, pies calientes y manos frías. Sudores fríos en las manos, en las palmas. Bromhidrosis en los pies, copiosa, con excoriación entre los dedos. Trastornos por supresión de los sudores de los pies. Dolor como por luxación en la articulación del hombro, especialmente al levantar o sostener algo. Adenopatía axilar supurada. Manos paspadas por trabajar en el agua; con la piel agrietada, sobre todo en el dorso, peor por mojarse y más aún en Invierno. Vesículas pruriginosas en el dorso de las manos y punta de los dedos; herpes. Sarna. Dolores en las articulaciones de los dedos, que están deformados. Cosquilleo en la punta de los dedos; úlceras. Verrugas en los miembros superiores; en manos y dedos, córneas y con prurito. Uñas amarillas; deformadas. Panadizos. Dolores en la articulación de la cadera. Dolor en nalgas y muslos por estar mucho sentado; ciática, peor al defecar; rigidez en las articulaciones. Piernas y pies hinchados, peor sentada o parada, mejor caminando; rodillas hinchadas y dolorosas; sinovitis de la rodilla en sirvientas. Forúnculos en los muslos. Calambres en las pantorrillas de noche. Sensación como si un ratón le corriera por las piernas. Pinchazos en los talones; úlceras. Callos dolorosos, quemantes. Erupciones pruriginosas; húmedas en el hueco poplíteo; excoriaciones en el hueco poplíteo y entre los muslos, con prurito.
** 46 Escalofríos que comienzan en las puntas de los dedos de los pies; al aire libre; durante la menstruación; en Otoño; aparecen cada 28 días, o irregularmente. Paroxismos de fiebre por ira o vejación. Fiebre durante la menstruacíón. Fiebre otoñal. Sudores de olor fétido ó agrio; de día o a la mañana después de despertar o de noche; durante la ansiedad después del coito; por la tos; comiendo o después de comer; por el menor esfuerzo físico o mental; al moverse; por los dolores; después de despertar; cuando camina; escribiendo. Sudores fríos de noche o por el menor esfuerzo mental o corporal. Los sudores calientes le ocasionan malestar. Los síntomas se agravan mientras suda o después.

COMPLEMENTARIOS: Natrum Muriaticum. Sulphur. Tuberculinas