domingo, 23 de junio de 2013

Nuevo estudio revela composición y proveniencia de la basura depositada en el océano Pacífico


 http://origin-ars.els-cdn.com/content/image/1-s2.0-S0967063713001039-gr1.jpg

  Examples of marine debris items observed on MBARI ROV dives: (a) aluminum can, 1,529 m at Axial Seamount; (b) plastic chip bag, 3,506 m in Monterey Canyon; (c) rope crab pot “ghost fishing”, 1,091 m in Astoria Canyon; (d) plastic bag wrapped around a deep-sea gorgonian, 2,115 m in Astoria Canyon; (e) lost fishing rope, 999 m in Monterey Canyon; (f) foreign glass soda bottle, 1,727 m at Davidson Seamount; (g) shoe with rockfish, 472 m in San Gabriel Canyon; (h) tire with rockfish, anemone, and sea cucumber, 868 m in Monterey Canyon; (i) cardboard (paper) with an undescribed species of the sponge Hyalonema, 3950 m offshore of Santa Barbara.
Examples of marine debris items observed on MBARI ROV dives: (a) aluminum can, 1,529 m at Axial Seamount; (b) plastic chip bag, 3,506 m in Monterey Canyon; (c) rope crab pot “ghost fishing”, 1,091 m in Astoria Canyon; (d) plastic bag wrapped around a deep-sea gorgonian, 2,115 m in Astoria Canyon; (e) lost fishing rope, 999 m in Monterey Canyon; (f) foreign glass soda bottle, 1,727 m at Davidson Seamount; (g) shoe with rockfish, 472 m in San Gabriel Canyon; (h) tire with rockfish, anemone, and sea cucumber, 868 m in Monterey Canyon; (i) cardboard (paper) with an undescribed species of the sponge Hyalonema, 3950 m offshore of Santa Barbara.


El Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterrey (MBARI) indagó la basura depositada a nivel de superficie en el mar del Pacífico hasta una profundidad de cuatro mil metros, en especial en el Monterrey Canyon y reveló esta semana qué cosas encontró y de donde provenían. Al contrario de lo que suponían, la mayor cantidad se está acumulando a grandes profundidades, además de las zonas rocosas sobresalientes.


Los técnicos revisaron las imágenes captadas durante 22 años y registradas en 18 mil horas de videos recogidos por vehículos de control remoto de la MBARI. De ahí identificaron unos 1500 residuos en alta mar desde la isla Vancouver hasta el Golfo de California y hacia el oeste hasta Hawái. Además de unas 1100 imágenes en Monterrey.

La mayoría de los objetos encontrados eran de plástico, y de éstos, la mitad eran precisamente bolsas de plástico, que tienen la facultad de estrangular y asfixiar a los animales que las consumen, por lo que son consideradas como los elementos más peligrosos.

En segundo lugar se observaron objetos metálicos. Dos tercios de éstos eran de aluminio, acero y latas.

En tercer lugar se encontraban el resto de los productos, en los que se destacaron cuerdas, equipos de pesca, botellas, y artículos de tela.

No se distribuye al azar

La basura, contrario a lo que ellos confiesan que suponían, no se distribuye al azar. Primero que nada los investigadores la detectaron especialmente en los bordes del Cañón de Monterrey, así como en algunos lugares en el eje del cañón, pero lo que les sorprendió, fue la gran cantidad acumulada a gran profundidad.

Respecto a la que se encuentra en los afloramientos rocosos y otros obstáculos, se debería al flujo de las corrientes oceánicas.

“Me sorprendió que hemos visto tanta basura en aguas más profundas. Nosotros no solemos pensar que nuestras actividades diarias afecten la vida a dos kilómetros de profundidad en el océano", comentó Kyra Schlining.

"Estoy segura de que hay muchos más residuos en el cañón que no estamos viendo. Muchos de estos están enterrados por deslizamientos submarinos y por el movimiento de los sedimentos. Algunos de éstos también se pueden ir a aguas aún más profundas, más abajo del cañón".

De dónde viene la basura y sus impactos

Schlining cree que la mayor parte de la basura, al menos en el Monterrey Canyon proviene de fuentes terrestres, más que de los barcos y buques, ya que en las mismas zonas donde vieron la basura en el fondo marino, los investigadores también vieron algas, madera y desechos naturales que se originan en la tierra.

Un estudio de MBARI en el pasado también mostró que existe una proporción un poco menor, pero importante de artículos de pesca perdidos, los cuales representan impactos muy negativos con efectos muy evidentes en la vida marina. Los investigadores observaron varios casos de animales atrapados en el viejo sistema de pesca.

“Los impactos de la basura de aguas profundas pueden durar años”, comentó Kyra Schlining.

“El agua casi congelada, la falta de luz solar y la baja concentración de oxígeno desalientan el crecimiento de bacterias y otros organismos que pueden descomponer los desechos. En estas condiciones, una bolsa de plástico o de lata de refresco podrían persistir durante décadas”, agrega la investigadora.

Algunos desechos en las zonas fangosas del océano provocan cambios más sutiles. “Se utilizan a menudo como refugio por los animales del fondo marino, o como una superficie dura sobre la que los animales se sitúan. Aunque estas asociaciones parecen beneficiar a los animales individuales involucrados, también reflejan el hecho de que los desechos marinos están creando cambios en las comunidades biológicas naturales existentes”.

Uno de los ejemplos es la imagen del joven pescado de roca que se oculta en un zapato desechado a 472 metros (1.548 pies) de profundidad en el San Gabriel Canyon, frente al sur de California.

Para poder comprender los efectos biológicos a largo plazo que esta basura genera en el mar profundo el equipo está realizando un estudio a largo plazo.

En este sentido están trabajando en el Santuario Marino Nacional de la Bahía de Monterey, terminando un estudio detallado de los efectos de un particular pedazo grande de basura marina que cayó junto a un contenedor de un barco en 2004.

Conciencia del reciclaje

Durante las expediciones, que en Monterrey incluyeron unas 200 inmersiones al año, a veces los investigadores recuperaron la basura de las profundidades del mar, sin embargo aclaran que la eliminación de dichos residuos a gran escala es prohibitivamente cara, e incluso “sacarla a veces puede hacer más daño que simplemente dejarla en su lugar”.

"Lo más frustrante para mí es que la mayoría del material que vimos de vidrio, metal, papel, plástico podrían ser reciclados".

El grupo espera que sus hallazgos inspiren a los residentes costeros y usuarios del mar a reciclar su basura en lugar de permitir que termine en el océano.

"En última instancia, la prevención de la introducción de la basura en el medio ambiente marino, a través de una mayor conciencia pública, sigue siendo la solución más eficiente y rentable a este dilema”.

Artículo científico: Debris in the deep: Using a 22-year video annotation database to survey marine litter in Monterey Canyon, central California, USA

Deep Sea Research Part I: Oceanographic Research Papers 

miércoles, 19 de junio de 2013

Evidencia de una nueva zona de subducción activa






Imágenes NOAA / NGDC de la edad cortical atlántica del fondo del océano.(Credit: Mr. Elliot Lim and Mr. Jesse Varner, CIRES & NOAA/NGDC)

 

La evidencia de una nueva zona de subducción activa en la costa de Portugal ha captado el interés de geólogos ansiosos de presenciar el comienzo de un gran cambio continental que está en su etapa preliminar.


En el transcurso de unos 20 millones de años, la zona de subducción será responsable de la compresión del océano Atlántico cuando la Europa continental se mueva más cerca de América del Norte. Geólogos de la Universidad de Monash descubrieron evidencia de que un margen pasivo - un área a lo largo de una costa donde está teniendo lugar una colisión o subducción - se está convirtiendo en activo. El hallazgo permitirá a los geólogos observar el comienzo de un cambio tectónico, al igual que los biólogos pueden observar al feto en crecimiento desde la etapa embrionaria en adelante.
"Lo que hemos detectado son los inicios de un margen activo, como una zona de subducción "embrionaria", dijo João Duarte, autor principal del estudio de la nueva zona de subducción, que fue descubierta después de una cartografía del fondo del mar en el margen suroeste de la placa Ibérica que reveló una fractura, lo que indica actividad tectónica.

 Subduction Zone
  (Photo : U.S. Geological Survey )

Los márgenes activos son comúnmente vistos en actividad tectónica, como terremotos, volcanes y formación de montañas que incluyen el choque de una placa continental contra una placa oceánica.
"La significativa actividad sísmica, incluyendo el terremoto de 1755, uno de los peores en la historia del mundo, que devastó Lisboa matando a entre 10.000 y 100.000 personas, indicaba que puede haber movimiento tectónico convergente en la zona. Por primera vez hemos sido capaces de proporcionar no sólo evidencias de que este es el caso, sino también un constante mecanismo de conducción", dijo Duarte.
La subducción "embrionaria" podría indicar el comienzo de una nueva fase del ciclo de Wilson - donde los movimientos de las placas separan supercontinentes y océanos abiertos, hasta estabilizarlos para formar nuevas zonas de subducción, que cerrarán los océanos y llevarán a juntarse de nuevo a los continentes dispersos.


  Monografias.com
La ruptura y reformación de supercontinentes se cree que ha pasado en la Tierra por lo menos tres veces en los últimos cuatro mil millones de años. El último supercontinente fue Pangea, que se formó hace unos 300 millones de años. En este caso, la subducción Ibérica puede acercar gradualmente Iberia hacia los Estados Unidos en aproximadamente 220 millones de años.

Los resultados, publicados en la revista Geology, muestran que existe una compleja interacción entre las placas euroasiática, africana y de América del Norte que podrían hacer que la Ibérica y América del Norte se juntasen.
El océano Atlántico se está haciendo más ancho en la Cordillera del Atlántico, un límite de placa divergente que empuja el Viejo y el Nuevo aparte a un ritmo de alrededor de 2,5 cm por año. Esta cordillera se situa a lo largo de lo que fue el centro del supercontinente Pangea, hace 180 millones de
años.


 Photo: João Duarte

A pesar de que el nuevo margen activo está empezando a mostrar la actividad, Duarte dice que el sitio proporcionará datos que ayudarán a refinar los modelos geodinámicos actuales.
"La comprensión de estos procesos sin duda proporcionará nuevos conocimientos sobre cómo pueden haberse iniciado las zonas de subducción en el pasado y cómo comienzan a cerrarse los océanos", dijo Duarte.

Artículo científico: Are subduction zones invading the Atlantic? Evidence from the southwest Iberia margin
Fuente: http://www.natureworldnews.com/

sábado, 8 de junio de 2013

Dia de los océanos, un día para reflexionar

El tema de la conmemoración del día de los océanos para este año escogido por Naciones Unidas es «Juntos tenemos el poder de proteger el océano».   

                         

domingo, 2 de junio de 2013

¿Por qué hay algo en lugar de nada?

Demostración de que algo necesariamente existe:

Supongamos que no hubiera nada. Entonces no habría leyes; porque las leyes, después de todo, son algo. Si no hubiera leyes, entonces todo estaría permitido. Si todo estuviera permitido entonces nada estaría prohibido. Luego, si no hubiera nada, la nada estaría prohibida. En consecuencia, la nada es auto-prohibitiva.

En consecuencia, debe haber algo. Q.E.D.

(Tomado y traducido de este enlace.)