Mostrando entradas con la etiqueta mediterráneo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta mediterráneo. Mostrar todas las entradas

sábado, 2 de febrero de 2013

Un estudio ha identificado los principales agentes contaminantes del Mediterráneo y el mar Negro


Foto: SOS OCÉANOS

Más de 200 científicos de una veintena de países han trabajado conjuntamente en una investigación que ha permitido identificar los principales agentes contaminantes del Mediterráneo y del mar Negro, ha informado la Universidad de Barcelona (UB).
Los principales agentes contaminantes que han sido identificados son la industria pesquera, el transporte marítimo, los vertidos procedentes de la industria y la agricultura, la prospección y explotación de hidrocarburos, la minería y las mareas negras.
El proyecto, conocido como Perseus y financiado por la Unión Europea (UE), se centrará durante los próximos tres años en proponer políticas que mejoren los «dañados ecosistemas» del Mediterráneo y del mar Negro.
 PERSEUS es el proyecto de conservación del medio marino más importante que la Unión Europea hasta el momento en el mar Mediterráneo y en el mar Negro.Todos los científicos que participan en la investigación se han reunido esta semana en Barcelona, en las universidades de Barcelona y Politécnica de Cataluña.
El presidente de la junta de Perseus, Fokion Visniakos, ha destacado que «es el primer proyecto en el que científicos y economistas trabajan conjuntamente para elaborar propuestas políticas que aseguren el buen estado medioambiental de los mares».
Por su parte, el coordinador del proyecto, Evangelos Papathanassiou, ha señalado que la investigación se centra en el 20% de los agentes contaminantes más graves ya que, una vez limitados o modificados, pueden suponer un 80% de la mejora en la «salud» de los ecosistemas.
La calidad de las aguas supone «un beneficio directo para la salud y el bienestar de los ciudadanos y las generaciones futuras», ha explicado el coordinador de la reunión y catedrático de la UB, Miquel Canals. 

PERSEUS
El coordinador del proyecto PERSEUS, Dr. Evangelos Papathanassiou, del Centro Helénico de Investigaciones Marinas, explica: “la diferencia entre otros proyectos de investigación y el proyecto PERSEUS es que este último tiene como principal objetivo traducir los hallazgos científicos en recomendaciones claras y prácticas que den lugar a políticas que ofrezcan soluciones a los urgentes problemas medioambientales que afrontan nuestros mares”.

Aplicando las ciencias naturales y las socioeconómicas, PERSEUS dará respuesta a algunas incógnitas y diseñará un marco de acción eficaz e innovador, basado en conocimientos científicos sólidos, para mantener un “buen estado medioambiental” que siga los principios y los objetivos fijados en la Directiva marco sobre estrategia marina (MSFD) de la UE. Otra característica destacable de PERSEUS es que refuerza la cooperación entre los países de la UE y los que no pertenecen a la Unión pero que rodean estos dos mares. El proyecto PERSEUS, iniciado en 2012 y que se prolongará hasta 2015, une a más de 300 científicos procedentes de 53 organizaciones en 21 países. El coste total del proyecto supera los 17 millones de euros, la Comisión Europea aporta 13 millones de euros.

  Los mares tienen un papel muy importante en nuestras vidas: generan la mayor parte del oxígeno que respiramos, nos proporcionan alimento, regulan el clima, albergan un gran número de sustancias que usamos en medicamentos, son una fuente de energía y un elemento de ocio, turismo e inspiración.
El mar Mediterráneo y el mar Negro son más vulnerables que otros mares porque son interiores, es decir, son mares que dada su situación geográfica están prácticamente cerrados. Por lo tanto, sus corrientes marinas no son tan fuertes y acumulan más agentes contaminantes. Los vertidos industriales y domésticos producen altas concentraciones de mercurio, cadmio, cinc, plomo y residuos no tratados. La actividad diaria de los buques de pesca también produce vertidos de grandes cantidades de crudo. La prospección y explotación de hidrocarburos (petróleo y gas), así como las mareas negras, empeoran todavía más el estado medioambiental de estos mares. Los recursos pesqueros no están en equilibrio, principalmente por una sobreexplotación pesquera. Si sumamos los daños producidos por la actividad humana a las consecuencias negativas que el cambio climático y otros fenómenos naturales también tienen en estos mares, nos encontramos con que sufren graves amenazas que pronto serán irreversibles.
Referencias: prensa digital, Universidad de Barcelona (UB)
Enlace relacionado:

EL FONDO DEL MEDITERRÁNEO, UN BASURERO

http://sosoceanos.blogspot.com.es/2010/07/elfondo-del-mediterraneo-un-basurero.htmlhttp://sosoceanos.blogspot.com.es/2010/07/elfondo-del-mediterraneo-un-basurero.html

miércoles, 1 de agosto de 2012

El rorcual común está más amenazado en el Mediterráneo de lo que se pensaba


File:Fin Whale feeding.jpg
Source: http://www.nefsc.noaa.gov/read/protspp/RightWhale/page3.html


Hasta ahora, se consideraba que los rorcuales comunes en el Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán formaban parte de la distribución de esta especie de ballena en el Mediterráneo. Sin embargo, un equipo internacional de científicos, liderado por un español, revela que su población se ha sobrevalorado al incluir individuos del Atlántico que visitan puntualmente el Mediterráneo occidental, donde el ruido generado por actividades humanas afectan a su supervivencia.


En 1991, la población de rorcual común (‘Balaenoptera physalus‘) en el mar Mediterráneo se estimaba en 3.500 animales. Un nuevo estudio, publicado en ‘Marine Mammal Science’, demuestra ahora que este registro incluía a individuos procedentes del Atlántico y sugiere que la distribución y el tamaño poblacional actual de esta ballena en peligro de extinción se reconsideren.


“La población del Mediterráneo ha sido fácilmente sobrevalorada ya que este censo incluyó todo el sureste mediterráneo, incorporando rorcuales atlánticos al censo mediterráneo”, informa Manuel Castellote, autor principal de estudio e investigador en la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) en Seattle (EEUU).


El equipo de investigación analizó 29.822 horas de grabación de las canciones emitidas por estos mamíferos marinos -que pueden alcanzar una longitud de 27 metros, y son el segundo cetáceo más grande del mundo- para identificar los límites de distribución del rorcual común mediterráneo y el del Atlántico norte en el Estrecho de Gibraltar, donde ambas poblaciones se solapan.


El segundo cetáceo más grande del mundo
Los resultados revelan que la presencia de rorcuales comunes en el área del Estrecho de Gibraltar y el Mar de Alborán -suroeste del Mediterráneo- se limita exclusivamente a rorcuales atlánticos que visitan el mar Mediterráneo sobre todo de otoño a primavera.


Como consecuencia, “la población de rorcuales mediterráneos presenta una distribución mucho más limitada que la actualmente descrita, excluyendo una región importante del Mediterráneo occidental”, confirma Castellote, quien subraya que esta región ha sido previamente identificada como área de alimentación.


La importancia del estudio reside en el estado crítico en el que se encuentra el cetáceo en estas aguas donde es el único misticeto -tiene barbas en lugar de dientes-. La especie es especialmente frágil por las colisiones con buques mercantes y ferris, que son la principal causa de mortandad del rorcual común.


Entre sus amenazas también destaca el “insuficiente” conocimiento de sus características ecológicas básicas como su distribución y su tamaño poblacional. Para el biólogo, “desde el punto de vista de conservación, es imprescindible conocer la distribución geográfica y tamaño de la población de rorcuales mediterráneos, ya que de lo contrario no pueden plantearse medidas de gestión apropiadas”.


El peligro del ruido submarino
El tráfico marítimo y las exploraciones geofísicas -incluida la exploración de hidrocarburos- reducen “drásticamente” la eficacia del canto -vinculado a la reproducción y que se propaga a cientos de kilómetros bajo el mar- de los rorcuales, que son además el grupo de mamíferos marinos con mayor sensibilidad acústica en bajas frecuencias. “El ruido generado por actividades humanas en los océanos facilita posibles efectos crónicos en la salud de estas especies”, asegura Castellote.


Para controlar sus amenazas, los mismos investigadores identificaron en otro trabajo el posible impacto del ruido generado por actividades humanas en el comportamiento acústico y en el movimiento geográfico de los rorcuales comunes en varias regiones del mar Mediterráneo y el océano Atlántico noreste.


Tras analizar 20.547 horas de grabación de sonidos emitidos por las ballenas, el estudio, que publica ‘Biological Conservation’, indica que los rorcuales modifican las características de sus canciones para intentar reducir el impacto del ruido en su propagación.


Los investigadores documentaron además un desplazamiento masivo de rorcuales desencadenado por el ruido de una prospección geofísica a 285 km de distancia del área de estudio. “Estos desplazamientos recurrentes, así como los cambios de comportamiento acústico, pueden aumentar el gasto energético y reducir el éxito de reproducción de las ballenas afectadas por el ruido”, señala el experto.


A largo plazo, las consecuencias sobre los mamíferos son claras: se producen efectos crónicos en su supervivencia. “El ruido en el medio marino, a pesar de ser reconocido como un importante contaminante, se encuentra lejos de estar controlado y regulado en aguas de la Zona Económica Exclusiva de España”, advierte Castellote.


Fuente: SINC

Artículo en inglés: http://www.livescience.com/21879-mediterranean-fin-whales-threatened.html
                                       http://www.marinemammalscience.org/



Referencias bibliográficas:


Castellote, Manuel; Clark, Christopher W.; Lammers, Marc O. “Fin whale (Balaenoptera physalus) population identity in the western Mediterranean Sea” Marine Mammal Science 28(2): 325-344  DOI: 10.1111/j.1748-7692.2011.00491. abril de 2012.


Manuel Castellote, Christopher W. Clark, Marc O. Lammers “Acoustic and behavioural changes by fin whales (Balaenoptera physalus) in response to shipping and airgun noise” Biological Conservation 147: 115–122 doi:10.1016/j.biocon.2011.12.021, marzo de 2012.


Wikipedia: Estado de conservación
En peligro (EN)

sábado, 30 de junio de 2012

Aparecen en el Mediterráneo ejemplares de medusas "Rhizostoma luteum"


 Fotografía facilitada por el Instituto Español de Oceanografía (IEO) que ha registrado, en el litoral mediterráneo, más de 50 avistamientos de una especie de medusa muy poco conocida y de la que algunos investigadores incluso habían puesto en duda su exis

Fotografía facilitada por el Instituto Español de Oceanografía (IEO) que ha registrado, en el litoral mediterráneo, más de 50 avistamientos de una especie de medusa muy poco conocida y de la que algunos investigadores incluso habían puesto en duda su existencia. (EFE)



La Red de Alerta de Medusas del Instituto Español de Oceanografía (IEO) ha registrado, en el litoral mediterráneo, más de 50 avistamientos de una especie de medusa muy poco conocida y de la que algunos investigadores incluso habían puesto en duda su existencia.

Según ha informado el IEO en un comunicado, desde el pasado 18 de junio se han localizado, enfrente a las costas de Murcia y también en playas de Almería, Granada y Málaga, más de 50 ejemplares de Rhizostoma luteum, una medusa descubierta en 1827 y que desde entonces sólo ha sido mencionada seis veces en la literatura científica.
El primer avistamiento tuvo lugar en el litoral murciano gracias a un colaborador de la Red de Alerta de Medusas, que fotografió este ejemplar, y después fue identificado por investigadores del Centro Oceanográfico de Murcia del IEO.
A pesar de que este tipo de medusas se ha visto "en raras ocasiones", durante la última semana está apareciendo "con frecuencia" en la zona del Mediterráneo.
Los investigadores del IEO están intentando capturar algunos de estos ejemplares para tratar de reproducir su ciclo biológico aunque, según ha explicado el investigador responsable del estudio, Ignacio Franco, "estas medusas alcanzan los 40 kilos de peso y los 60 centímetros de diámetro, por lo que es realmente difícil manejarlas sin dañarlas".
Este tipo de medusas no suelen ser peligrosas y es de esperar que su picadura provoque una irritación de la piel leve o muy leve. "Nosotros ya hemos estado en contacto con alguna y no recibimos picaduras de ningún tipo", ha afirmado Franco, quien, no obstante, ha advertido de que, al ser una especie muy poco conocida, "conviene tener razonables precauciones".
La Rhizostoma luteum es una especie muy rara que se describió por primera vez en 1827 y de la que, hasta la fecha, casi no se tenían fotografías ni dibujos, hasta el punto de que algunos investigadores incluso ponían en duda su existencia o pensaban que podía tratarse de una variedad o subespecie.
Esta medusa se suele confundir con otra especie del mismo género, más pequeña y con un ribete morado alrededor de la umbrela y que no presenta largos tentáculos negros.
El IEO ha puesto a disposición de los ciudadanos un teléfono -968 180 500- y un correo electrónico -medusa@mu.ieo.es- para comunicar cualquier avistamiento de este tipo de medusas y poder estudiarlas.


 Rhizostoma luteum, Taxonomía:

  http://www.itis.gov/servlet/SingleRpt/SingleRpt?search_topic=TSN&search_value=51915