martes, 24 de febrero de 2015

Nueva especie de dragón de mar


Científicos del Instituto Scripps de Oceanografía, en San Diego, y del Museo de Australia Occidental (WAM), han descubierto una tercera especie de dragón de mar.
Tras realizar un análisis genético de un espécimen capturado en 2007, el equipo de investigadores cayó en cuenta de que se trataba de una nueva especie. El estudio de otro ejemplar hallado en Perth en 1919 y guardado en el museo confirmó su teoría.
La diferencia más significativa entre la especie recién descubierta y las otras dos conocidas es su color rojo brillante, que le meritó el nombre “dragón de mar rubí” (Phyllopteryx dewysea). Al igual que los otros miembros de su familia, el exótico pez se encuentra exclusivamente en las costas sur y oeste de Australia.
Debido a su coloración, se especula que el dragón de mar rubí habita a una profundidad mayor que sus contrapartes, donde sus tonos rojizos le servirían de camuflaje. Los investigadores esperan realizar una expedición en busca de ejemplares vivientes en su entorno natural.
Los dragones de mar están protegidos en Australia, por lo que saber más acerca de esta nueva especie permitirá tácticas más efectivas para su conservación.

 A diferencia de sus parientes, el dragón del mar P. dewysea vive en aguas profundas frente a la costa sur de Australia. El registro más profundo para el dragón de mar común es de 108 pies (33 metros), pero los investigadores encontraron el nuevo dragón de mar a una profundidad de 236 pies (72 m). Su hábitat inusualmente profundo puede explicar por qué los científicos no lo habían descubierto hasta ahora, dijeron los investigadores.


Credit:Royal Society Open Science.
                  
              Credit: Stiller J. et al. 2015
Los investigadores también utilizaron tomografía computarizada (TC) para escanear el nuevo dragón de mar con 5.000 rebanadas de rayos X. Usando las rodajas crearon un modelo 3D de rotación del P. dewysea.

Artículo científico A spectacular new species of seadragon (Syngnathidae)Royal Society Open Science.


lunes, 23 de febrero de 2015

Nuevo estudios sobre la migración de las ballenas grises


 graywhale group
Five Gray whales as seen from above along the California coast. Credit: NOAA SWFSC 

El centro de la NOAA, Southwest Fisheries Science ha hecho público una serie de tres vídeos sobre la investigación y conservación de la ballena gris del Pacífico Norte.

1º- Nacida para migrar, describe la migración de las ballenas grises del este del Pacífico Norte, donde viajan y por qué.
2º-Desde el borde de la extinción a la recuperación, describe cómo se ha recuperado la población oriental y cómo la población occidental todavía tiene que hacerlo.
3º-Los rigores de la investigación,describe como los científicos del SWFSC identifican a las ballenas grises y averiguan dónde se dirigen.

 

La ballena gris (Eschrichtius robustus) es fácil de reconocer por su coloración gris y blanca moteada que comúnmente está infestada por densos racimos de un percebe específico, un crustáceo de tonos naranja (ciámido, conocido vulgarmente como "piojo de las ballenas") que crece en varios lugares en su cuerpo, sobre todo en la cabeza. El patrón único de coloración gris y blanco, que también se extiende sobre las aletas y trematodos, se ha utilizado ampliamente para foto-identificar a los animales individualmente y seguirlos en el tiempo, en algunos casos durante décadas.

Las ballenas grises se alimentan principalmente por succión, aunque no exclusivamente, consumiendo una amplia gama de invertebrados bentónicos (del fondo del mar) y epibentónicos, como anfípodos, que se producen en densas colonias en la plataforma poco profunda o en las aguas costeras durante el verano. Cuando comen, las ballenas suelen rodar sobre su lado derecho, con la cabeza ligeramente por encima de la parte inferior y nadan lentamente mientras aspiran los sedimentos en el lado de la boca y filtran las presas con sus barbas. Este comportamiento alimentario crea largos senderos de sedimento transmitidas por el agua llamados "penachos de barro", que son claramente visibles en la columna de agua y en la superficie.
Era común en todo el hemisferio norte, la ballena gris se extinguió en el Atlántico a principios de la década de 1700. Las ballenas grises sólo se encuentran ahora en el Pacífico Norte, donde existen dos poblaciones. Estudios genéticos recientes sugieren que estas dos poblaciones, llamadas la población del Pacífico Norte "occidental" y "oriental", son discretas.
La población de ballenas grises del Pacífico Norte se agotó rápidamente por la caza comercial, pero se ha recuperado satisfactoriamente del bajo número de población y es compatible con una importante industria de observación de ballenas en la costa oeste de América del Norte. La población se estima actualmente en alrededor de 20.000 animales.
 En contraste, la población de ballena gris occidental, que también fue diezmada por la caza de ballenas, sigue estando hoy muy agotada y su capacidad permanente para sobrevivir es de preocupación. La evaluación más reciente de esta población sugiere que hay un total de 130 individuos.
La población oriental del Pacífico Norte aparece por la UICN como de "preocupación menor". La población del Pacífico noroccidental se enumera por separado como "en peligro crítico".
La población de ballena gris del Pacífico Norte oriental se alimenta principalmente en verano en los mares de Chukchi, Beaufort y el noroeste del Mar de Bering. Aunque la mayoría de las ballenas grises utilizan sus zonas de alimentación del Ártico, un pequeño número de ballenas (100s) se alimentan en verano a lo largo de la costa del Pacífico entre el sureste de Alaska y el norte de California.

La población migra en el otoño hacia el sur a lo largo de la costa occidental de Baja California, México y el sureste del Golfo de California.
Durante el invierno, un gran número de ballenas, especialmente hembras con crías recién nacidas, utilizan lagunas costeras en la costa del Pacífico de la península de Baja California.
Las ballenas grises se comprometen en una de las migraciones anuales más largas de cualquier mamífero, recorriendo de 9.320 a 12.500 millas (15.000-20.000 km) de ida y vuelta. A finales de noviembre, la mayoría de las ballenas grises se están moviendo hacia el sur desde las zonas de alimentación de verano a las zonas de parición de invierno.
Ambas poblaciones de ballenas grises son objeto de amenazas antropogénicas como enredos en artes de pesca, la degradación del medio ambiente, incluida la exposición a los contaminantes y las perturbaciones por barcos y ruido (por ejemplo, los estudios sísmicos) relacionados con la explotación de petróleo y gas en alta mar. Además, las consecuencias del cambio climático sobre las ballenas grises y su hábitat, especialmente la notable reducción del hielo marino y el aumento de la temperatura del agua en el Ártico, están aún por determinar.
Artículo científico:  Gray Whale

jueves, 19 de febrero de 2015

Documental : Un año en la vida de la ballena de Groenlandia

Un año en la vida de la ballena de Groenlandia
Un bonito documental de 24´realizada por los nativos de Alaska, científicos marinos y el Museo del Norte de la Universidad de Alaska.


 


Las ballenas de Groenlandia, ballenas boreales (Balaena mysticetus) son las únicas ballenas que pasan sus vidas enteras en las aguas árticas. Vive en la región circumpolar del norte, a menudo en aguas poco profundas. Sus migraciones son cortas, y se realizan en sentido contrario a la formación y el movimiento del hielo: al norte en verano, al sur en invierno. En el Atlántico habita desde el mar de Groenlandia hasta el norte de la bahía de Hudson. En el Pacífico, vive junto a las costas de Alaska y de Rusia, en los mares de Bering y Chukchi, hasta el mar de Beaufort.

miércoles, 18 de febrero de 2015

Interacción de los organismos marinos del Mediterráneo con basuras marinas, especialmente con plásticos




Investigadoras del Centro Oceanográfico de Baleares del Instituto Español de Oceanografía (IEO) han publicado una revisión bibliográfica en la que analizan trabajos científicos que estudian la interacción de los organismos marinos del Mediterráneo con basuras marinas, especialmente con plásticos.

La revisión se ha centrado en la identificación de los grupos taxonómicos afectados, las estrategias alimentarias que provocan la ingesta y asfixia de muchas especies y los principales hábitats donde aparece basura marina en toda la cuenca del Mediterráneo. 

Se han contabilizado un total de 79 estudios desde 1986 que describen algún tipo de afectación por basura marina en organismos marinos. Estos son cetáceos, tortugas, peces, invertebrados, algas y plantas marinas de distintos hábitats comprendidos en un rango batimétrico de 0 a 850 metros de profundidad. 

El 41% de los documentos consultados se centran en el estudio de la basura marina y los cetáceos, mientras que el 24% estudia los peces pelágicos y demersales. Un 21% las tortugas marinas y el 14% restante analiza los invertebrados.

En el caso de los cetáceos, la mitad de las especies estudiadas había ingerido o presentaba asfixia por algún tipo de basura marina. 

También se analizaron las especies en función a su categoría en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). En este sentido, el 73% de las especies clasificadas como vulnerables (VU) y el 41% de las clasificadas como en peligro de extinción (EN) que se analizaron en estos estudios presentaron interacción con basuras marinas. 

Este estudio se ha realizado en el marco del grupo de trabajo de expertos del CIESM: Marine litter in the Mediterranean and Black Sea reunidos en Triana, Albania, entre el 18 y el 21 de junio de 2014 y que contó con la participación de la investigadora del IEO Salud Deudero, Co-chair of the CIESM Marine Ecosystems and Living Resources Committee.

Referencia bibliográfica: 
Deudero, S. and Alomar, C. 2014. Revising interactions of plastics with marine biota: evidence from the Mediterranean in Marine litter in the Mediterranean and Black Seas. CIESM Workshop Monograph n° 46 [F. Briand, ed.], 180 p., CIESM Publisher, Monaco. 


Marine litter in the Mediterranean and Black Seas

miércoles, 4 de febrero de 2015

Florecimiento de fitoplancton cerca de las islas Pribilof de Alaska



Image Credit: NASA/Landsat 8

El Operational Land Imager (OLI) en el satélite Landsat 8 capturó esta vista de un florecimiento de fitoplancton cerca de las islas Pribilof de Alaska el 22 de septiembre de 2014. Las Pribilofs están rodeadas de aguas ricas en nutrientes en el mar de Bering. El sombreado azul verde y luz lechoso del agua indica la presencia de grandes poblaciones de fitoplancton microscópico - en su mayoría cocolitóforos - que tienen escamas de calcita que aparecen en blanco en las imágenes de satélite. Tal fitoplancton forma la base de un hábitat tremendamente productivo para peces y aves.

Los florecimientos en el Mar de Bering aumentan significativamente en primavera, después de la desaparición de la cubierta de hielo de invierno y los nutrientes en el agua fresca son abundantes cerca de la superficie del océano. Las poblaciones de fitoplancton se desploman en verano cuando el agua se calienta, los nutrientes de la superficie se agotan por las floraciones, y los organismos similares a las plantas se agotan por el pastoreo peces, zooplancton, y otras especies marinas. En el otoño, las tormentas pueden remover nutrientes a la superficie y las aguas más frías aportan mejores condiciones para la floración.

 Fuente: Coloring the Sea Around the Pribilof Islands

lunes, 2 de febrero de 2015

Científicos rastrearán a las ballenas de la Antártida con “sonoboyas”

The Blue Whale (Balaenoptera musculus). Photo from National Oceanic and Atmospheric Administration photo library




The Blue Whale (Balaenoptera musculus). Photo from National Oceanic and Atmospheric Administration photo library

Un grupo de científicos de Australia y Nueva Zelanda colocarán sonoboyas en las aguas antárticas para rastrear a las escurridizas ballenas azules(Balaenoptera musculus), informan hoy fuentes científicas.

"Buscar a las ballenas azules es como tratar de hallar una aguja en un pajar, pero tenemos un secreto, las vamos a escuchar", dijo el jefe de la expedición, Richard O'Driscoll, del Instituto Nacional del Agua e Investigación Atmosférica de Nueva Zelanda, que realiza este estudio con la División Australiana Antártica.
Los científicos, que se embarcarán este miércoles en un viaje de seis semanas a bordo del barco científico Tangaroa que se dirigirá a las islas Balleny, en el océano antártico, para estudiar además de las ballenas azules, a lasballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) y las austromerluzas antárticas (Dissostichus mawsoni).
"Las islas Balleny son conocidas como una zona clave de alimentación de las ballenas jorobadas, pero se desconoce qué comen. Por otro lado, a pesar de que la caza comercial de ballena casi elimina a las ballenas azules comienzan a aparecer señales de que están volviendo (al lugar)", agregó O'Driscoll.
Para este estudio, los científicos, que después de sus trabajos en las Balleny, colocarán sonoboyas para captar los sonidos de baja frecuencia que emiten las ballenas, según un comunicado de la División Australiana Antártica.
"El cruce de las referencias de las múltiples sonoboyas señalarán con precisión la localización de las ballenas", explicó por su lado el científico australiano Mike Double, quien espera desvelar por qué las ballenas azules se han sumado a estas áreas de alimentación en la Antártida.
Los científicos también estudiarán los caladeros de la austromerluza en el Mar Ross para estudiar la abundancia y distribución de sus principales presas e instalará equipos sonares en la bahía Terra Nova, que concentra una gran cantidad de larvas de diablillos antárticos (Pleuragramma antarcticum), un pez que forma parte de la dieta de aves, peces, ballenas y otros animales marinos.
"Cuando desaparece el hielo en la primavera se ve una gran cantidad de larvas de diablillos pero no se ven a los adultos y queremos saber si éstos se desplazan durante el invierno y ponen sus huevos en ese lugar o los huevos son arrastrados desde otro lugar", comentó O'Driscoll.